El régimen sirio avanza sobre Guta Este y divide el enclave en dos

Las fuerzas del régimen de Bashar al-Assad, que prosigue los bombardeos sobre el asediado enclave de Guta Este, ya se han apoderado de más de la mitad del territorio controlado por los rebeldes sirios y lograron el miércoles dividirlo en dos, aislando la zona norte del sur. Tras una campaña de bombardeos apoyados por Rusia, las fuerzas leales a Assad han iniciado una ofensiva terrestre sobre este suburbio de Damasco donde 400.000 personas viven desesperadas bajo las bombas, pese a los llamamientos a un alto al fuego humanitario.