industria del automóvil

El paro se mantuvo en el 11,3% en septiembre

La tasa de desempleo en Turquía se mantuvo estable en relación a agosto, si bien el paro se incrementó un 1% en comparación con 2015. Aun así, la economía turca generó más de 400.000 empleos en septiembre.

La tasa de paro en Turquía se mantuvo en el 11,3% de la población activa en septiembre, el mismo dato registrado en agosto, si bien la cifra representa un incremento del 1% en relación al mes de septiembre de 2015, según datos publicados el jueves por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK).

De acuerdo al informe presentado por el organismo estadístico oficial de Turquía, el número de desempleados mayores de 15 años en el país euroasiático se incrementó hasta los 3,52 millones en el período de septiembre –cuya media se obtiene a partir de los datos de agosto, septiembre y octubre- lo que representó un incremento de 420.000 personas con respecto al año anterior.

Pese al incremento del 1% con respecto al año 2015, el paro se mantuvo en Turquía estable en relación a los datos presentados en agosto. Por otro lado según TÜİK, la tasa de desempleo no agrícola se situó en septiembre en el 13,7%, con un incremento interanual del 1,3%. En cuanto a la tasa de paro juvenil –que agrupa a los demandantes de empleo de entre 15 y 24 años- alcanzó el 19,9%, un 1,4% más que en 2015.

Pese a este ligero incremento de la tasa de paro interanual, la economía turca generó 408.000 puestos de trabajo más en septiembre en comparación con 2015, hasta al alcanzar los 27,5 millones de trabajadores. La tasa de empleo se situó de este modo en septiembre en el 46,8%.

De acuerdo a la distribución del empleo por sectores, un 52,7% de las personas que trabajaban en septiembre en Turquía lo hacían en el sector servicios, un 20,5% en la agricultura, un 19,1% en la industria, y un 7,7% en la construcción, según los datos proporcionados por TÜİK. El porcentaje de empleo no registrado se redujo ligeramente –0,2 puntos- hasta el 34,6% del total.

En comparación con el mismo mes de 2015, la tasa de empleo en el sector servicios creció un 1,3%, mientras que ese incremento fue del 1% en la agricultura y del 0,2% en la construcción; por contra, el empleo en la industria cayó en relación al año anterior un 0,5%.