El parlamento de Reino Unido vota a favor de reconocer el Estado palestino

Por una abrumadora mayoría, la cámara aprobó una resolución que, pese a no ser vinculante para el gobierno de David Cameron, supone un nuevo revés para Israel.

El parlamento británico votó el lunes por amplia mayoría a favor del reconocimiento oficial del Estado palestino, en una resolución en la que se pide al gobierno del primer ministro David Cameron “reconocer al Estado de Palestino además de al Estado de Israel”.

274 miembros de la cámara votaron a favor frente a sólo 12 que lo hicieron en contra de la moción, que bajo el título “El futuro de una solución de dos Estados en Israel y Palestina” fue sometida a votación tras un largo debate previo de seis horas, impulsada principalmente desde las filas de la oposición laborista pese a que varios de sus parlamentarios pro-israelíes amenazaron con desafiar la disciplina de voto del partido.

El primer ministro David Cameron, presente en la votación, prefirió optar por la abstención al igual que la mayoría de los miembros de su partido, pese que los conservadores dieron libertad de voto a sus miembros aunque recomendando a los ministros del gabinete que no asistieran. Los diputados liberal-demócratas también optaron por la abstención.

La moción aprobada el lunes sin embargo no es vinculante para el gobierno británico, que no está por tanto obligado a reconocer el Estado palestino. Reino Unido –bajo cuyo mandato se creó en 1948 el Estado de Israel- no considera a Palestina como un Estado y sólo aceptaría tal posibilidad en caso de que existiera un acuerdo previo con los israelíes en el marco de las negociaciones de paz en la región.

El pasado 3 de octubre el nuevo gobierno de centroizquierda sueco anunció por sorpresa que Suecia sería el primer país de la Unión Europea en reconocer el Estado de Palestina, en lo que ha supuesto un duro varapalo para el gobierno israelí. Alemania por su parte reiteró el lunes por medio de un portavoz de su ministerio de exteriores su apoyo a una solución basada en dos Estados, y su negativa por tanto a reconocer un Estado palestino de forma unilateral sin contar con el beneplácito de Israel.