El IS se hace con el control de las ruinas de la antigua ciudad de Palmira

Las fuerzas del gobierno sirio se han retirado de la ciudad de Tamud, situadas junto a las ruinas de esta milenaria ciudad Patrimonio de la Humanidad, que ya está bajo el control total del Estado Islámico.

El autoproclamado Estado Islámico (IS) se hizo con el control en las últimas horas de las ruinas de la antigua ciudad de Palmira, de casi 2.000 años de antigüedad y declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, según confirmaron el jueves fuentes del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Activistas de la oposición en la zona habrían confirmado que el Daesh –nombre que recibe en árabe el grupo terrorista- capturó en las últimas horas del miércoles por completo la ciudad de Tadmur, situada en la provincia siria de Homs junto a las ruinas milenarias de Palmira. La misma fuente indicó que las tropas del régimen sirio se habrían retirado de todas sus posiciones en la zona, incluyendo el aeropuerto y una prisión que los militantes del IS capturaron durante la noche y donde liberaron a prisioneros del grupo.

La noticia, que fue confirmada por la agencia estatal siria de noticias, vuelve a sembrar temores sobre el futuro de una ciudad que alberga un patrimonio histórico de valor incalculable, después de que hace sólo unos días las autoridades sirias aseguraran que la situación estaba bajo su control frente al avance de los militantes radicales del IS, que anteriormente han destruido y expoliado otros lugares arqueológicos como las ruinas de Nimrud en el norte de Irak.

El IS controla más del 50% de Siria

Así mismo el OSDH informaba el jueves que el Estado Islámico controla ya más del 50% del territorio sirio, y que está presente en 10 de las 14 provincias del país. “Controla más de 95.000 kilómetros cuadrados en Siria, y está presente en las provincias de Homs, Raqqa, Deir Ezzor, Hasakah, Hama, Alepo, Damasco, Rif Dimashq, Daraa y Suwaydaa”, dijo la organización con sede en Londres en un comunicado, añadiendo que el Daesh controla la mayoría de los campos de gas y petróleo del país.

Por su parte el portavoz de la Presidencia de la República Turca, İbrahim Kalın, afirmó el miércoles durante una conferencia en Washington D.C. que el fracaso de la comunidad internacional para apoyar a la oposición siria moderada ha servido para dar más fuerza no sólo al régimen de Bashar al-Assad, sino también al propio IS.

“Mientras los medios de comunicación mundiales se centran en los barbáricos actos de las decapitaciones, las ejecuciones sumarias y las cremaciones (llevadas a cabo por el IS), el régimen de Assad ha permitido que el IS avance por los territorios del norte de Siria para debilitar a las fuerzas contrarias al régimen”, subrayó Kalın.