El gobierno turco construirá un puente sobre el Estrecho de los Dardanelos

El ministro de transportes y comunicaciones de Turquía confirmaba el jueves la puesta en marcha del proyecto, que permitirá aliviar el tráfico de Estambul y se convertirá en uno de los puentes más largos del mundo.

El ministro de transportes y comunicaciones de Turquía, Lütfi Elvan, confirmó en declaraciones realizadas el jueves durante una entrevista televisada que el ejecutivo de Ankara está barajando varios proyectos a medio plazo para tratar de resolver el problema de congestión del tráfico en Estambul, entre los que se incluye la construcción de un gran puente que atraviese el Estrecho de los Dardanelos.

“No queremos que el tráfico de vehículos pesados hacia Tracia y Europa pase por Estambul. Estamos estudiando proyectos que permitirán a los transportistas que van desde las regiones del Egeo y Anatolia hacia Tracia y Europa, llegar a su destino a través de los pasos fronterizos de Çanakkale, Tekirdağ, Edirne y Kapıkule (en la frontera con Bulgaria), sin entrar en Estambul”, dijo Elvan.

“Estamos planeando construir un puente sobre los Dardanelos. Convertiremos toda la región del Mármara en una gran vía de circunvalación con autopistas, que aliviarán considerablemente el tráfico de Estambul”, explicó el ministro, para quien la construcción del tercer puente sobre el Estrecho del Bósforo no podrá resolver por completo los problemas de congestión de tráfico en la metrópolis de 15 millones de habitantes.

“Una vez que el Túnel Eurasia (construido para el tráfico de vehículos un kilómetro al sur del Marmaray) entre en servicio, también proporcionará un alivio importante”, añadió Elvan.

El proyecto original para construir un puente que atraviese el Estrecho de los Dardanelos se remonta en realidad varios años atrás, cuando a principios de esta década el gobierno turco ya planteó la construcción de un paso entre las localidades de Lapseki y Gelibolu (Galipoli) -en la provincia noroccidental de Çanakkale– que, con 3.623 metros de longitud, se convertirá en el más largo de toda Turquía.

Diseñado por el Holding Tekfen, forma parte del proyecto de autovía Çanakkale-Tekirdağ-Kınalı-Balıkesir que recorrerá todo el extremo noroeste de Turquía, y se convertirá en uno de los puentes colgantes más largos del mundo. Está previsto que la obra se licite en 2015 ó 2016.