EL GOBIERNO SIMPLIFICARÁ LOS TRÁMITES PARA LA COMPRA DE PROPIEDADES POR PARTE DE EXTRANJEROS

El gobierno turco ha puesto en marcha una serie de medidas para simplificar los trámites y minimizar las formalidades que dificultan la adquisición de propiedades en Turquía por parte de compradores extranjeros, según informó ayer la agencia de noticias Anatolia.

Representantes de los principales ministerios implicados y de distintas organizaciones empresariales se reunieron recientemente para encontrar soluciones a los problemas que los extranjeros continúan afrontando en Turquía a la hora de adquirir propiedades. Los estudios indican que la demanda de propiedades por parte tanto de particulares como de empresas extranjeras ha caído significativamente a consecuencia de la actual crisis financiera. A ello hay que sumar una nueva legislación que exige que los compradores extranjeros cuenten con la aprobación del gobierno de la provincia donde se adquiera la propiedad.

Algunos de los principales obstáculos que fueron tratados son los relativos a la confusión existente en torno a cuándo es preciso contar con la autorización administrativa, o qué ocurre cuando la empresa extranjera en cuestión posee participaciones o una asociación con una empresa turca. También existen diversos problemas relacionados con la lentitud del proceso de compra.

Según las cifras aportadas por el Consejo General de Registro de Tierras y Catastro, desde que entró en vigor la nueva regulación en noviembre de 2008 se han establecido 347 nuevas compañías con socios extranjeros. 51 de estas empresas han adquirido, hasta la fecha, 1.668 propiedades en Turquía.