El gesto humano de un soldado turco tras capturar a una terrorista del PKK

Comandos del ejército turco capturaron a una militante del grupo terrorista PKK, y a pesar de que sólo minutos había intentado matarles, los soldados le curaron las heridas y le dieron de beber. Hablando con ella en kurdo, supieron que la militante, menor de edad, había sido reclutada por el PKK a los 12 años para ser enviada a Kobane con el YPG. «Me dijeron que no me rindiera porque los soldados turcos me harían daño, pero ahora veo que era mentira», confesó la chica. Tras contactar con sus padres, que llevaban años sin verla, éstos pudieron hablar con su hija sin poder contener las lágrimas.

Enlace:

Más madres kurdas exigen al PKK que les devuelva a sus hijos