empleo y paro

El desempleo en Turquía crece hasta el 10,2%

La tasa de paro vuelve a superar los dos dígitos y crece un 0,6% con respecto al último año. El sector agrícola ha sido uno de los más afectados por las sanciones de Rusia a las importaciones de productos turcos.

La tasa de paro en Turquía superó los dos dígitos en junio hasta alcanzar el 10,2% de la población activa, una cifra que representa 0,6 puntos más con respecto al mismo mes del año anterior y un incremento del 0,8% en relación a mayo de 2016, según datos publicados el lunes por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK).

Con estos datos el número de personas demandantes de empleo que carecen de él se incrementa en 247.000 hasta alcanzar cerca de los 3,13 millones. De acuerdo al informe de TÜİK, el desempleo no agrícola se incrementó en junio un 0,5% con respecto al año anterior hasta alcanzar el 12,2%, mientras que la tasa de paro juvenil –que comprende el grupo de edad entre los 15 y los 24 años- creció en 1,7 puntos porcentuales hasta situarse en el 19,4%.

Con respecto a la tasa de empleo, ésta permaneció en junio invariable en el 47,1% de la población activa pese a un incremento de 390.000 personas en el número de personas empleadas en el país, situándose el número total en 27,65 millones. El sector agrícola habría sido uno de los más perjudicados en el último año en parte debido a la crisis con Rusia –que prohibió las importaciones de productos agrícolas turcos- ocasionando una pérdida de 421.000 empleos en el campo desde junio de 2015.

En cuanto a distribución del empleo por sectores, en junio de 2016 un 53,1% de las personas empleadas en Turquía trabajaban en el sector servicios, un 20,2% en la agricultura, un 19,3% en la industria y un 7,5% en la construcción. En el último año la tasa de empleo en el sector servicios se habría incrementado en un 2,1%, mientras que en el sector de la construcción ese aumento habría sido únicamente del 0,2%; en el lado opuesto de la balanza, el empleo agrícola cayó desde junio del año pasado 1,8 puntos mientras que el empleo en la industria se redujo un 0,4%.

Según los datos aportados por TÜİK la tasa de participación en la fuerza laboral (TPFL) en Turquía se incrementó en junio en 0,3 puntos con respecto a 2015 hasta alcanzar un 52,4% de la población, mientras que la fuerza laboral del país creció en 637.000 personas hasta alcanzar los 30,778 millones. Por sexos, la TPFL de los hombres fue del 72,3%, mientras que las mujeres representaron un 33%, con un incremento en el último año de 0,7 puntos.

El informe estadístico señala por último que el porcentaje de personas que trabajaban en el país euroasiático en el denominado empleo sumergido –sin estar registradas ni dadas de alta en la seguridad social- se redujo en el último año en 0,6 puntos hasta alcanzar el 34%.