EL ALCALDE DE ANKARA NIEGA PROBLEMAS CON EL AGUA DE LA CIUDAD

VARIAS INFORMACIONES APUNTAN A NIVELES ELEVADOS DE ARSÉNICO EN EL AGUA POTABLE PROCEDENTE DEL RÍO KIZILIRMAK

El Alcalde de Ankara, Melih Gökçek, junto con el Ministro de Salud turco Recep Akdağ, respondieron el jueves a las informaciones de que niveles insalubres de arsénico habían sido encontrados en el agua trasvasada desde el río Kızılırmak para suministrar agua potable a la capital turca, asegurando que los niveles encontrados se encontraban dentro de los límites aceptables para la salud. El ministro aseguró que se habían tomado 600 muestras diarias de agua diversos puntos de Ankara para ser analizadas, y que en ningún caso se habían obtenido niveles peligrosos para la salud.

Los medios de comunicación turcos se hicieron eco esta semana de informaciones que hablaban de niveles elevados de arsénico encontrados en el agua procedente del río Kızılırmak, cuyo trasvase se aceleró a raíz de los serios cortes de agua que sufrió Ankara el verano pasado.

El Alcalde de Ankara negó sin embargo tales acusaciones afirmando que tenían una intencionalidad política: \»El nive de Arsénico en el agua de Ankara es de 0´01 ppm (partes por millón), mientras que en İzmir es de 0´038 ppm. Pero las acusaciones se están haciendo sobre nuestra agua y no sobre la de İzmir porque el alcalde de İzmir es del CHP. Por lo tanto estas acusaciones tienen en realidad una intencionalidad política\».

La polémica surgió porque el rector de la Universidad Técnica del Medio Oriente (ODTÜ) de Ankara, Ural Akbulut, negó categóricamente que el Ayuntamiento de Ankara hubiese pedido a la ODTÜ que llevase a cabo análisis del agua potable de la ciudad, y mucho menos que tales análisis hubiesen mostrado resultados dentro de la normalidad. El rector no sólo negó la existencia de tales análisis, sino que además advirtió al ayuntamiento de la capital turca que si no probaba la existencia de tales informes emprendería acciones legales: \»El ayuntamiento no ha pedido nunca a la ODTÜ ningún análisis de agua semejante\», sentenció con vehemencia Akbulut.

Por contra, el rector indicó que los únicos análisis existentes sobre la calidad de las aguas del río Kızılırmak habían sido llevados a cabo por iniciativa propia de la universidad, y que estos en ningún caso mostraban las cifras que daba el alcalde de Ankara: \»En las pruebas que llevamos a cabo el pasado viernes, los niveles de arsénico doblaban los niveles máximos aceptables para la salud\», aseguró Akbulut.