Detenido en Estambul un iraní por atacar a la tripulación de un avión

El hombre fue arrestado tras causar desperfectos en el avión y agredir a la tripulación cuando intentaba acceder a la cabina furioso por el retraso acumulado debido a las fuertes nevadas que han cubierto de blanco la ciudad.

La policía turca arrestó a un pasajero ciudadano de Irán que viajaba en un avión con destino a otra ciudad de Turquía después de que agrediera a la tripulación de la cabina furioso por el retraso de seis horas que acumulaba el vuelo a causa de las difíciles condiciones meteorológicas en la región.

Según informó el martes la agencia de noticias Anatolia, el hombre, identificado únicamente por las siglas S.R.I., tenía previsto volar el lunes a bordo de la compañía nacional Onur Air (que realiza vuelos nacionales en Turquía) entre las ciudades de Estambul y Antalya, en la costa mediterránea del sur de Turquía, pero las fuertes nevadas caídas en los últimos días en la metrópolis del Bósforo provocaron numerosas complicaciones y retrasos en todos los desplazamientos, especialmente en los aeropuertos.

Al parecer el individuo perdió los nervios tras haber subido al avión a las 23:40 del lunes después de haber tenido que esperar tres horas más de lo previsto respecto a la hora establecida de embarque, tras lo cual los pasajeros permanecieron otras tres horas en el interior del aparato mientras éste conseguía tener disponible una pista para despegar hacia Antalya. Según contaron varios medios de comunicación turcos, el ciudadano iraní comenzó a protestar y a mostrarse cada vez más violento, robando parte de la comida que se estaba sirviendo a los pasajeros y llegando incluso a romper la protección de una de las ventanillas del avión, y comenzó a discutir con el personal de la compañía tras lo cual intentó abrirse paso por la fuerza hasta la cabina forcejeando con los miembros de la tripulación, a los que agredió físicamente mientras intentaban bloquearle el paso.

La situación provocó momentos de gran tensión entre los pasajeros y obligó finalmente al piloto a llamar a la policía y a una ambulancia ante la agresividad que mostraba el pasajero. Tras el incidente el vuelo tuvo que ser cancelado por razones de seguridad y debido a los destrozos causados por el hombre, que fue arrestado por los agentes.

Decenas de vuelos tuvieron que ser cancelados el lunes en Estambul a causa de las fuertes nevadas que afectaron desde primeras horas a esta ciudad de 15 millones de habitantes. Pese a que el espectáculo de la metrópolis del Bósforo cubierta de blanco ha dejado una impresionante e inusual estampa de una urbe poco acostumbrada a nevadas tan intensas, la nieve ha complicado seriamente la circulación y el transporte tanto por carretera como por mar y aire, obligando a cancelar cerca de 200 vuelos domésticos e internacionales en toda Turquía.

El Centro de Coordinación de Desastres del Ayuntamiento Metropolitano de Estambul (AKOM) declaró el lunes la alerta roja a causa de las intensas nevadas que azotaron la urbe, y que obligaron a desplegar cientos de vehículos y miles de trabajadores para mantener transitables las calles y carreteras. El intenso frío ha obligado también a habilitar cientos de plazas para ciudadanos sin techo que se han visto sorprendidos por la nieve.