Desmienten problemas en el suministro de agua por el coronavirus

El ministro de Agricultura y Bosques de Turquía ha salido al paso de las noticias que afirmaban que las reservas de agua estaban en niveles críticos debido al aumento del consumo durante la cuarentena.

El ministro de Agricultura y Bosques de Turquía, Bekir Pakdemirli, desmintió el martes las informaciones aparecidas el día anterior en varios medios de comunicación de país en las que se aseguraba que los niveles de los pantanos estaban alcanzando un punto crítico amenazando el propio suministro de agua, a consecuencia de la cuarentena provocada por la pandemia de coronavirus.

Medios turcos informaban el lunes que el confinamiento en casa y las medidas de higiene para hacer frente al COVID-19 habían provocado que se disparase el consumo de agua en los hogares, causando a su vez un descenso dramático en los niveles de agua en todas las presas y pantanos del país.

Sin embargo, Pakdemirli aseguraba el martes que el suministro está garantizado y que no se esperan problemas de abastecimiento en un futuro cercano: «A fecha de hoy hay 575 millones de metros cúbicos de agua en los pantanos que proveen de agua a Estambul. Incluso si no lloviera nada, esos niveles de agua durarían siete meses«, explico.

El ministro añadió que Ankara cuenta igualmente con reservas de agua suficientes para 10 meses, y que tampoco hay grandes variaciones ni problemas de abastecimiento en los pantanos del resto del país. Sin embargo, Pakdemirli sí quiso hacer un llamamiento a los ciudadanos para que no desperdicien agua, a pesar de que deban extremar la higiene personal en estos días.

«Aunque durante la pandemia (por coronavirus) el ahorro pueda dejarse a un lado, eso no significa que debamos malgastar el agua innecesariamente. Turquía no es un país rico en agua. Nuestras reservas de agua son limitadas, y deberíamos usar el agua siendo conscientes de ello», recalcó el ministro.