Concluyen sin éxito los contactos para formar gobierno en Turquía

El fracaso de las negociaciones entre los líderes del MHP y el AKP para un ejecutivo de coalición, deja a Turquía con la única opción de celebrar nuevas elecciones en un plazo máximo de tres meses.

El primer ministro turco en funciones y líder del partido AKP, Ahmet Davutoğlu, anunció el lunes el fracaso de las negociaciones con el líder de la formación nacionalista MHP, Devlet Bahçeli, para formar un gobierno de coalición, lo que deja a Turquía en la práctica pocas opciones que no pasen por la convocatoria de unas nuevas elecciones en un plazo máximo de tres meses.

Davutoğlu confirmó el anuncio del fin de los contactos durante una conferencia de prensa en la sede de su partido AK en Ankara tras mantener una reunión con Bahçeli en la sede del parlamento en la capital, que se prolongó durante cerca de dos horas y media. “El líder del MHP Devlet Bahçeli ha dicho que no apoyaría ningún gobierno de coalición, un gobierno de reformas a corto plazo, un gobierno en minoría o un gobierno (para convocar) unas elecciones anticipadas”, explicó el primer ministro en funciones, enumerando las distintas opciones que se barajaban.

Según detalló Davutoğlu, él y Bahçeli abordaron durante su encuentro las condiciones fijadas previamente por el MHP para entrar en un gobierno con el AKP, incluyendo el fin de las negociaciones de paz con el PKK, investigar las acusaciones de corrupción contra varios ex ministros del AKP, o revisar el papel del presidente turco.

De acuerdo a la versión ofrecida por el propio Bahçeli tras la reunión, ambos líderes no habrían alcanzado sin embargo un acuerdo sobre estas condiciones. “Parece que la posibilidad de que se forme un gobierno de coalición ha disminuido. Turquía afronta la repetición de las elecciones generales del 7 de junio”, dijo por su parte el líder del MHP, quien ha venido insistiendo en que AKP y CHP –como los dos partidos más votados- tenían la responsabilidad de no dejar al país sin gobierno.

Dado que los contactos con el CHP culminaron en fracaso la semana pasada, y que el HDP ha rehusado también formar parte cualquier coalición con el AKP, una vez que el próximo 23 de agosto expire el plazo de 45 días dado al partido más votado para formar ejecutivo el presidente turco podrá decidir convocar nuevas elecciones, a celebrar en el primer domingo tras 90 días a partir del fin del plazo para formar gobierno. No obstante, la convocatoria electoral puede ser hecha también por la Asamblea Nacional Turca, en cuyo caso la Junta Suprema Electoral puede reducir incluso hasta la mitad esos 90 días necesarios para convocar unos nuevos comicios.

Por otro lado el domingo la divisa nacional de Turquía, la lira turca, volvía a caer en los mercados y registraba mínimos históricos frente a la divisa estadounidense tras darse a conocer la noticia del fracaso de las negociaciones entre AKP y MHP para formar gobierno, llegando a cambiarse por 2,8677 dólares.