Casi un 30% de los alemanes apoyan las protestas anti-musulmanas en su país

Alemania ha vivido, al igual que otros países europeos, un incremento del apoyo a los movimientos xenófobos y anti-inmigración, liderados en el caso alemán por grupos como PEGIDA o partidos como el AfD.

Una encuesta publicada por la revista alemana Stern revela que casi un 30% de los ciudadanos de Alemania respaldan las recientes protestas anti-musulmanas en el país lideradas por el movimiento xenófobo PEGIDA.

Según el estudio, realizado por un instituto alemán y publicado en Internet el jueves, más del 29% de los alemanes consideran que el Islam tiene demasiada presencia en sus vidas diarias y justifican por tanto las recientes protestas contra la “Islamización” del país organizadas por el movimiento Europeos Patrióticos contra la Islamización de Occidente (Patriotische Europäer gegen die Islamisierung des Abendlandes en alemán, o PEGIDA). Un 13% de los consultados afirmaron además que participarían en dichas protestas si estas se organizasen en sus ciudades.

El partido Alternativa para Alemania (Alternative für Deutschland, o AfD), una formación derechista fundada en 2013 y partidaria de que Alemania abandone el euro, se ha posicionado desde el principio a favor de las polémicas protestas organizadas por PEGIDA en el país y que se iniciaron en la ciudad de Dresde; de hecho el estudio señala que los votantes de AfD han sido los principales impulsores de las recientes manifestaciones contra los musulmanes, teniendo en cuenta además que el 71% de los simpatizantes de este partido mostraron su apoyo a las protestas de PEGIDA.

“Estos resultados confirman una vez más que los votantes del AfD no representan a la mayor parte de la sociedad, sino a un grupo marginal con claras tendencias xenófobas”, declaró el director del Instituto Forsa (que ha llevado a cabo este sondeo), Manfred Güellner.

El AfD no alcanzó siquiera el 5% de los votos en las elecciones al parlamento federal alemán celebradas en 2013, aunque consiguió siete escaños en las europeas de mayo de 2014 y ha logrado entrar el pasado año en los parlamentos de Estados como Sajonia, Brandeburgo y Turingia. Las últimas encuestas le dan no obstante un ligero aumento en su apoyo entre el electorado alemán, y no se descarta que pueda entrar en el Bundestag en los próximos comicios previstos para 2017.