Beşi̇ktaş e İstanbul B.B. empatan en el partido inaugural de la Super Liga Turkcell

La temporada 2009-2010 de la Super Liga Turkcell comenzó este viernes con un derbi estambulí en el que Beşiktaş, vigente campeón, e İstanbul Büyükşehir Belediyespor empataron a uno.

La temporada 2009-2010 de la Super Liga Turkcell comenzó este viernes con un derbi estambulí en el que Beşiktaş, vigente campeón, e İstanbul Büyükşehir Belediyespor empataron a uno.

El Beşiktaş se enfrentaba en el Estadio Olímpico Atatürk al İstanbul Büyükşehir Belediyespor en un duelo a priori muy desigual, en el que el actual campeón de la liga turca tenía todas las de ganar. Las Águilas Negras fueron imponiéndose poco a poco en un partido bastante físico y tosco, disfrutando de varias ocasiones a la contra en las botas del eslovaco Holosko. Sin embargo, los disparos del número 23 del Beşiktaş se marchaban fuera. El İstanbul B.B. respondió mediante İskender, el ariete local, pero no encontró portería. Finalmente el Beşiktaş materializó su superioridad en el minuto 29 cuando un potente disparo raso del alemán Michael Fink batió a Oğuzhan para establecer el 0-1 en el marcador. Tras recibir el gol el İstanbul B.B. adelantó líneas y un minuto más tarde İbrahim Akın, el mejor jugador de los locales, marcó un golazo tras irse de tres rivales dentro del área visitante. Con el empate el İstanbul B.B. comenzó a jugar mejor, canalizando todo su juego a través de Akın. En los últimos minutos de la primera mitad el Beşiktaş buscó adelantarse de nuevo en el luminoso pero el resultado no se movió.

En el descanso entraron Nihat y Bobô por Yusuf y Holosko. Con estos cambios Mustafa Denizli pretendía aumentar el potencial ofensivo de su equipo. No obstante, el İstanbul Büyükşehir le arrebató la iniciativa al Beşiktaş, con Akın de nuevo como principal protagnista. Sin embargo, le faltaba al equipo local ese último pase para poder llevar peligro a la meta rival. Poco a poco las Águilas Negras recuperaron el control a la vez que el İ.B.B. parecía contentarse con el empate. Pese a su superioridad, el Beşiktaş no lograba materializarla. La ocasión más clara de la segunda parte fue un remate de Matteo Ferrari que sacó bajo palos un defensor local. Apenas ocurrió mucho más. Así pues, reparto de puntos en el Estadio Olímpico Atatürk de Estambul.