BARROSO PIDE MÁS DERECHOS PARA LAS MINORÍAS Y NUEVAS REFORMAS DURANTE SU VISITA A ESTAMBUL

Durante su segundo día de visita a Turquía, el presidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso pidió el viernes más reformas para ampliar la libertad de expresión y fomentar los derechos de las minorías en Turquía, durante un almuerzo que mantuvo en Estambul con empresarios y periodistas turcos.

La petición la hizo Barroso después de visitar al Patriarca Ortodoxo Bartholomeos I en Estambul. Durante el encuentro, Barroso y Bartholomeos hablaron de la decisión de Turquía de no reabrir un seminario ortodoxo griego que fue clausurado hace más de veinte años, la Escuela Teológica Halki en la Isla Heybeliada, cerca de Estambul. Esta escuela fue cerrada a nuevos estudiantes en 1971 bajo una ley que ponía la formación religiosa bajo control del estado, y cerró sus puertas definitivamente en 1985. El gobierno turco argumenta que una institución religiosa sin control del gobierno no es compatible con las instituciones seculares del país, en el que todos los clérigos son formados y pagados por el estado y reciben los sermones de la oración del viernes de una agencia estatal. No obstante el Presidente de la Comisión Europea también felicitó al Parlamento turco por aprobar una nueva Ley de las Fundaciones que entre otras cosas prevé devolver a las fundaciones judías y cristianas las propiedades confiscadas por el estado hace varias décadas, incluyendo escuelas, iglesias y orfanatos.

Tras el encuentro de 50 minutos con Bartholomeos, Barroso también se reunió con el Muftí de Estambul.

Barroso, quien llegó a Turquía el jueves en visita oficial de tres días acompañado por el Comisario para la Ampliación, Olli Rehn, felicitó también al Gobierno por haber presentado esta semana al Parlamento la reforma del artículo 301 del Código Penal Turco, que castigaba con hasta tres años de cárcel los insultos a la \»identidad turca\». Pero el Presidente de la Comisión Europea también instó a Ankara a \»centrarse en las reformas\» después de varios años en los que las negociaciones de adhesión no han avanzado lo necesario.

El Ministro de Exteriores turco Ali Babacan subrayó que la visita de Barroso era muy importante dado que Turquía pasa por un período de transformación, y recalcó que la meta del país es la adhesión plena a la UE. Por su parte, el Primer Ministro turco Recep Tayyip Erdoğan, también de visita en Estambul, dijo durante una reunión del Comité Turquía-UE que 2008 sería un año de avance en las reformas para la UE, y añadió que el gobierno pretende completar todas las reformas legislativas para el año 2013. Erdoğan rechazó no obstante las críticas de Barroso sobre la lentitud de las reformas: \»A pesar de todos los obstáculos, Turquía sigue caminando por su camino hacia la UE con la misma decisión y entusiasmo\», dijo. \»Hay países que no han completado los compromisos acordados según los criterios políticos de Copenhague, así como los criterios económicos y los capítulos necesarios para acceder a la UE. ¿Qué puede decir de eso? La UE debería ser honesta y sincera\», sentenció Erdoğan.

Por otro lado, la oposición turca criticó el viernes con dureza a Barroso por sus palabras sobre el proceso de ilegalización abierto contra el AKP por el Tribunal Constitucional. Barroso dijo días atrás al respecto que se había \»sorprendido\» al saber de la iniciativa legal, ya que un caso así no suele ser frecuente en países democráticos y estables. Sin mencionarlo explícitamente, y a pesar de las amenazas de la oposición turca, Barroso criticó el caso abierto contra el AKP: \»No es saludable que la expresión de opiniones no violentas lleve a acusaciones y condenas\», dijo. \»El laicismo no debe ser dogmático sino democrático\», añadió en referencia a los debates en torno al sistema secular de Turquía.

No obstante el Presidente de la Comisión Europea se ha mostrado precavido en su lenguaje, si bien tanto antes como durante su estancia en Turquía no ha dejado de hacer referencia a que Turquía debe mantener la estabilidad y acelerar las reformas para cumplir con los criterios que le permitan acceder a la UE. Durao Barroso dijo que otros dos capítulos de las negociaciones de adhesión con Turquía serán abiertos hacia el mes de julio, sumando en total ocho capítulos abiertos. Se requiere que un país candidato complete un total de 35 capítulos para acceder a la Unión Europea.

Está previsto que la delegación comunitaria regrese a Bruselas el sábado.