Aumenta a seis la cifra de víctimas por el atentado en Estambul

La cifra de víctimas por el atentado con bomba que tuvo lugar el pasado martes contra un autobús que transportaba a personal militar alcanzó este fin de semana las seis personas.

La cifra de víctimas por el atentado con bomba que tuvo lugar el pasado martes contra un autobús que transportaba a personal militar alcanzó este fin de semana las seis personas, después de que un soldado falleciese en el hospital a causa de la gravedad de sus heridas.
 
Según informó la agencia de noticias turca Anatolia el domingo, Mehmet Boşnak, un oficial de 37 años de edad que viajaba a bordo del autobús en el momento de la explosión y había sido ingresado en un hospital de Estambul en la unidad de cuidados intensivos, murió el fin de semana debido a las graves heridas causadas por la explosión.
El atentado, que tuvo lugar el pasado martes 22 de junio a primera hora de la mañana en las afueras de Estambul al paso de un autobús que transportaba a militares y sus familias, causó en un primer momento la muerte de tres oficiales y de una muchacha de 17 años, hija de otro oficial, que viajaba también en el vehículo cuando se produjo el atentado.
 
Otras 12 personas más habían resultado heridas a consecuencia del atentado, dos de las cuales se encontraban en estado crítico. Una de ellas, el oficial de 32 años de edad Duran Bayram, falleció pocas horas después de la explosión en el hospital a pesar de todos los esfuerzos de los médicos por salvar su vida. Finalmente con la muerte del otro herido que se encontraba bajo cuidados intensivos, la cifra final de muertos por el atentado -que tuvo lugar en el distrito europeo de Halkalı- se eleva ya a seis.
 
Un sospechoso fue arrestado el viernes como parte de la investigación puesta en marcha tras el ataque terrorista, después de que otras tres personas más fueran arrestadas el jueves por orden de la fiscalía encargada del caso, según informó la televisión turca.
 
En total más de una decena de personas han sido arrestadas hasta la fecha en relación con el atentado del pasado martes, sin bien sólo cuatro de ellas continúan en prisión a la espera de juicio y las fuerzas de seguridad turcas aún están buscando al autor material que detonó al paso del autobús el artefacto explosivo, una bomba de fragmentación accionada por control remoto, un mecanismo frecuentemente utilizado por el grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) para llevar a cabo sus ataques.
 
En principio el atentado fue reivindicado al día siguiente por el grupo terrorista Halcones de la Liberación del Kurdistán (TAK), una supuesta ramificación del PKK. No obstante, las autoridades turcas descartan esta autoría ya que considera que las siglas TAK son una mera tapadera del PKK que el grupo terrorista utiliza para reivindicar atentados cuando estos pueden generar desaprobación popular, en especial cuando mueren civiles como ha sido este caso.