Arabia Saudí autoriza por primera vez a las mujeres a conducir

Las mujeres saudíes llevaban desde los años 90 batallando para exigir su derecho a conducir en el único país del mundo que se lo prohibía, y que ahora busca aplicar reformas ante la previsión de quedarse sin petróleo a partir del 2030.

El rey Salmán bin Abdulaziz de Arabia Saudí firmó el martes una orden autorizando por primera vez a las mujeres del país árabe a conducir vehículos, poniendo así fin a una discriminación que sólo existía en todo el mundo en esta monarquía absoluta de Oriente Medio.

El decreto real firmado por el monarca saudí establece la formación de un organismo ministerial encargado de asesorar sobre el proceso de transición para aplicar la nueva legislación, según informó la agencia estatal de noticias SPA. En cualquier caso la orden será implementada a partir de junio de 2018, fecha para la que los permisos de conducir en el país deberán ser emitidos tanto para hombres como para mujeres.

Durante años la prohibición en vigor que pesaba sobre las mujeres ha lastrado negativamente la imagen de Arabia Saudí en todo el mundo como un país ultraconservador que no respeta los derechos humanos.

Desde los años 90 muchas mujeres saudíes han hecho presión social para exigir su derecho a poder conducir; aunque habitualmente la policía saudí se limitaba a amonestar a las conductoras, en 2011 una mujer fue condenada recibir 10 latigazos por desafiar la prohibición, una sentencia que puso de relieve la pugna entre los sectores más ultraconservadores por mantener las tradiciones.

De hecho, ni en el Corán ni en las interpretaciones más estrictas de la Sharia se establece que las mujeres no puedan conducir un vehículo, por lo que la prohibición se basaba únicamente en las tradiciones ultraconservadoras que aún imperan en el país, que consideran que dar libertad de movimientos a las mujeres las expone al pecado.

La decisión anunciada el martes se enmarca en la llamada Visión 2030 del gobierno saudí, que busca aplicar reformas tanto sociales y económicas que preparen al país para más allá del año 2030, fecha en la que está previsto que se agoten sus reservas de petróleo que han convertido a Arabia Saudí en una de las 20 principales economías del planeta.

Aun así y pese a las tímidas reformas del gobierno que incluyen favorecer la incorporación de la mujer al mercado laboral, Arabia Saudí continúa siendo uno de los países del mundo donde las mujeres están sometidas a mayores restricciones en su vida cotidiana, incluyendo la necesidad de contar con el permiso de un varón de la familia para actividades como estudiar o viajar.