Las mujeres hacen Historia en Arabia Saudí

Por primera vez en la Historia las mujeres de Arabia Saudí podrán votar y ser elegidas como candidatas en las elecciones municipales que se celebran en diciembre de 2015.

Alrededor de 70 mujeres participarán como candidatas en las próximas elecciones municipales que Arabia Saudí celebrará el próximo mes de diciembre, en un hecho sin precedentes en la historia de este país dirigido por una monarquía ultraconservadora después de que en septiembre de 2011 el difunto rey Abdullah introdujera varias reformas para permitir participar a las mujeres en la vida política.

El registro de votantes para los comicios de diciembre se abrió oficialmente el sábado, mientras que el registro de candidatos está previsto que se inicie el próximo domingo 30 de agosto. Estas serán también las primeras elecciones en las que las mujeres podrán votar además de ser candidatas

La medida se restringe por el momento a los consejos municipales, cuyas limitadas funciones incluyen la gestión de los presupuestos y los servicios sociales locales, y la recaudación de impuestos. Las elecciones municipales son en cualquier caso las únicas que se celebran en esta nación, una de las pocas del mundo gobernadas por una monarquía absoluta y teocrática.

El rey Abdullah –fallecido en enero de este año- nombró también antes de su muerte a varias mujeres para el Consejo Consultivo de 150 miembros, y fijó un decreto por el que el 20% de los mismos deberán ser mujeres. Como parte de las tímidas reformas, por primera vez mujeres saudíes participaron también en los Juegos Olímpicos celebrados en 2012 en Londres.

En cualquier caso las mujeres saudíes siguen teniendo derechos muy limitados en su vida diaria, una cuestión que numerosas organizaciones –incluyendo Naciones Unidas- han denunciado en repetidas ocasiones. Así, las saudíes tienen prohibido viajar, trabajar, estudiar en el extranjero, casarse, divorciarse o recibir tratamiento médico sin la autorización o la compañía de un hombre adulto de su familia o un varón que las tutele.