ACUERDO HISTÓRICO PARA LLEVAR PETRÓLEO DE KAZAJISTÁN A TURQUÍA

UN NUEVO OLEODUCTO PERMITIRÁ TRANSPORTAR HASTA 1´6 MILLONES DE BARRILES DIARIOS DESDE EL CASPIO HASTA TURQUÍA

El presidente kazajo Nursultan Nazarbayev firmó el viernes un nuevo acuerdo energético para transportar petróleo a través de un oleoducto entre Kazajistán y Azerbaiyán, creando para Turquía la posibilidad de exportar el petróleo del Mar Caspio hacia el resto del mundo.

Según este nuevo acuerdo, Kazajistán transportará petróleo a través del nuevo oleoducto Eksene-Kuruk -aún por construir- hasta Baku, la capital azerbaiyana, donde comienza el oleoducto Baku-Tbilisi-Ceyhan (BTC) que, pasando a través de Georgia, desemboca en Turquía. De esta forma Turquía podrá comercializar el petróleo del Caspio hacia toda Europa. Para lograrlo, se construirá un oleoducto de 730 kilómetros de longitud desde la región de Eskene en Kazajistán hasta Kuruk, desde donde será transportado hasta Baku, la capital azerbaiyana. Allí será transferido al oleoducto BTC, donde terminará su camino en Ceyhan, Turquía, lo que supondrá un incremento de 25 millones de toneladas en el petróleo que llega a Ceyhan anualmente, hasta situarse en los 75 millones de toneladas anuales.

El oleoducto BTC, que comenzó a operar en 2006, tiene 1.767 kilómetros de longitud. 443 de sus kilómetros transcurren por tierras azerbaiyanas, 248 a través de Georgia y 1.076 por Turquía. El nuevo oleoducto Eskene-Kuruk-Baku se espera esté completado para 2013, y tendrá una capacidad de bombeo de 1´6 millones de barriles diarios. Rusia ve esta nueva red de oleoductos como un intento de debilitar su influencia regional y la dependencia energética que tiene la UE del suministro energético ruso.

Kazajistán y Azerbaiyán han estado negociando desde 2002 la manera de hacer posible la integración del petróleo kazajo en la red del oleoducto BTC. Finalmente el pasado 26 de mayo se consiguió firmar un acuerdo que fue ratificado por el parlamento kazajo y que el presidente Nazarbayev ratificó el viernes.