9 de cada 10 inmigrantes ilegales en la UE entran por la frontera greco-turca

La inmigración ilegal cayó drásticamente en las fronteras de todos los países de la UE entre enero y septiembre de 2010 a causa de la crisis económica.

La inmigración ilegal cayó drásticamente en las fronteras de todos los países de la UE entre enero y septiembre de 2010 a causa de la crisis económica, pero aumentó en una proporción cinco veces superior a la media en la frontera entre Grecia y Turquía, que se ha convertido en el principal punto de entrada a Europa.

Los datos revelados el martes por el organismo de fronteras de la UE (Frontex) indican que los cruces fronterizos ilegales descendieron en un 99% en las islas Canarias durante los nueve primeros meses del año y en dos tercios en Italia, principalmente por los efectos de la crisis económica y los acuerdos de repatriación firmados con países africanos. Sin embargo, la llegada de inmigrantes ilegales creció nada menos que un 369% durante ese mismo período en la frontera entre Grecia y Turquía, comparado con el año anterior, hasta sumar más de 31.000 personas.

Según las autoridades comunitarias la frontera grecoturca se ha convertido para muchos en una ruta más segura y económica para entrar en la UE que el cruce por el Mediterráneo. De hecho, nueve de cada diez inmigrantes ilegales utilizan ahora Grecia como punto para entrar en la UE, algo que está poniendo en serias dificultades al endeudado país de la UE, que tiene problemas para enfrentarse al problema del creciente número de llegadas de inmigrantes.

Las autoridades griegas acusan a Turquía no está haciendo lo suficiente para impedir los cruces fronterizos ilegales a Grecia. Precidamente el tema de la inmigración ilegal es uno de los puntos de fricción entre los dos países vecinos, y estuvo entre las principales cuestiones tratadas durante la visita oficial que el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan realizó a Atenas en mayo pasado.