4 policías muertos en un ataque del PKK en Hatay

Cuatro policías murieron acribillados en la localidad de Dörtyol, en la provincia mediterránea suroriental de Hatay, después de que presuntos terroristas del PKK ametrallaran una comisaría.

Cuatro policías murieron acribillados el lunes por la noche en la localidad de Dörtyol, en la provincia mediterránea suroriental de Hatay, después de que presuntos terroristas del PKK ametrallaran la comisaría en la que se encontraban.

Según informó la agencia de noticias turca Anatolia, los asaltantes abrieron fuego con armas automáticas desde una camioneta con matrícula falsa contra la comisaría en el distrito de Dörtyol, y posteriormente salieron huyendo. Tres de los policías -Hasan Aslan, Emre Yalçın y Ali Hacıarap- fallecieron en el acto, mientras que un cuarto agente, Fahri Yıldız, resultó gravemente herido y fue trasladado inmediatamente al hospital más cercano, donde finalmente acabó falleciendo a pesar de todos los esfuerzos médicos por salvar su vida.

A pesar de que nadie reivindicó inmediatamente el ataque, todas las sospechas apuntan al grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha incrementado sus ataques en los últimos meses contra las fuerzas de seguridad turcas, y rara vez suele reivindicar sus atentados, especialmente cuando se producen víctimas mortales.

El suceso provocó la ira de los habitantes de la localidad, y una multitud de habitantes indignados por lo ocurrido se dirigió hacia la sede local del partido pro-kurdo BDP, contra la que arrojaron varios objetos antes de que la policía tuviese que disparar al aire para dispersar a los manifestantes.

El pasado mes de mayo, el PKK ya llevó a cabo un ataque contra miembros del ejército en la misma provincia mediterránea de Hatay -en el distrito de İskenderun- que causó la muerte a siete miembros de la marina turca y heridas a otros seis. En total, aproximadamente un centenar de miembros de las fuerzas de seguridad turcas han muerto en lo que llevamos de año desde que el PKK intensificara su campaña de ataques, superando la cifra de víctimas de todo el año anterior.