13 muertos en un accidente de autobús en Antalya

El siniestro se produjo en plena madrugada y todos los indicios apuntan a que el conductor del vehículo pudo quedarse dormido al volante. Hay otros 33 heridos, seis de ellos en estado grave.

Al menos 13 personas fallecieron y otras 33 resultaron heridas el domingo después de que un autobús turístico que realizaba un trayecto entre las provincias turcas de Antalya y Afyonkarahisar perdiera el control y se saliera de la carretera.

El que la prensa turca ha calificado ya como el accidente de tráfico más mortífero ocurrido este verano, se producía en torno a las 5:00 de la madrugada (4:00 CET) del domingo. El autobús transportaba a un grupo de turistas turcos como parte de un tour local organizado por una asociación de peluqueros de Afyon para sus socios, según informaron medios locales.

El suceso tuvo lugar en la autopista entre Antalya e Isparta, cuando según los primeros indicios y testimonios el chófer se quedó dormido al volante y perdió el control del vehículo, haciendo que éste se saliera de la vía y volcara justo poco antes de que se detuviera en un área recreativa para que los pasajeros desayunaran.

En declaraciones a la prensa realizadas por Hasan Kürklü, gobernador de la vecina provincia de Burdur que el autobús atravesó durante su trayecto, éste informó que el accidente había tenido lugar en un tramo de carretera sin curvas y sin circunstancias meteorológicas adversas, por lo que no hay factores externos atribuibles al siniestro.

“Algunos de los testimonios de los viajeros sugieren que el conductor fue advertido (para que no se quedara dormido). Puede que perdiera el control del volante en un momento de pánico, cuando la gente intentó avisarle (al quedarse dormido)”, explicó Kürklü, añadiendo que al menos seis de los heridos se encuentran en estado grave.

Uno de los pasajeros que sobrevivió al siniestro relató cómo una grúa que casualmente pasó por la carretera y observó el accidente pudo intervenir para levantar el autobús después de que éste hubiese volcado en la cuneta, lo que permitió rescatar a varios de los heridos. “Esto nos posibilitó rescatar a algunos de los pasajeros atrapados en el interior. Si (la grúa) no hubiera pasado por casualidad, quizás muchos más de nuestros amigos habrían muerto”, afirmó el testigo.