12 muertos en combates entre el PKK y la gendarmería turca al sureste de Turquía

Las fuerzas de seguridad turcas localizaron a un grupo de miembros del PKK en la provincia fronteriza de Şırnak, horas después de que más de cien personas fueran detenidas por vínculos con la Unión de Comunidades Kurdas (KCK).

Al menos 10 miembros del grupo terrorista kurdo Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y dos gendarmes turcos murieron el lunes por la noche en enfrentamientos que tuvieron lugar en la provincia fronteriza de Şırnak, en el extremo sureste de Turquía, según informaron varios medios de comunicación de ese país.

Las fuerzas de seguridad turcas iniciaron a última hora del lunes un ataque con tropas de tierra apoyadas por cazas de combate tras localizar a un numeroso grupo de miembros del PKK en el distrito de Uludere de la citada provincia. En el transcurso de los combates que se prolongaron durante varias horas murieron diez terroristas y dos soldados turcos, además de otros tres que resultaron heridos.

La operación se inició después de que unidades de inteligencia detectaran al grupo, que al parecer acaba de entrar en territorio turco desde la cercana frontera con Irak. El ataque estuvo coordinado por la 23ª División Fronteriza de la Gendarmería, y en él participaron unidades especializadas en lucha anti-terrorista y en combate en alta montaña que fueron desplegadas desde helicópteros sobre la zona. Según informó la agencia de noticias turca Doğan, la operación aún continuaba ya entrada la madrugada del martes.

Precisamente el distrito fronterizo de Uludere fue escenario a finales de diciembre de una de las mayores tragedias civiles de los últimos años en Turquía, después de que cazas F-16 del ejército turco atacaran a un grupo de individuos que atravesaban la frontera turca desde el norte de Irak. El resultado de la operación dejó un balance de 34 muertos, pero tal y como reconoció el gobierno las víctimas resultaron ser no terroristas del PKK tratando de infiltrarse en territorio turco sino un grupo de lugareños acostumbrado desde hace años a pasar al norte de Turquía para conseguir un dinero extra mercadeando con algunas mercancías de contrabando. El incidente, cuyas causas aún son objeto de una investigación, suscitó un amplio debate nacional en Turquía acerca de la coordinación entre los mandos militares y motivó acusaciones contra los servicios de inteligencia turcos (MİT), a quienes se acusó de haber proporcionado una información falsa.

Los combates en Şırnak se produjeron horas después de que a primera hora del lunes la policía detuviera a al menos 109 personas en una macro operación policial desarrollada simultáneamente en varias provincias de toda Turquía contra la Unión de Comunidades Kurdas (KCK), y que incluyó el registro de varias sedes sindicales. Los detenidos están acusados de colaboración con banda armada por su relación con el KCK, al que las autoridades turcas acusan de pretender establecer una estructura paralela al estado y constituir la trama urbana de apoyo y propaganda del PKK.