Turquía podría estar preparando una ofensiva terrestre contra el PKK en Irak

La visita de los principales generales a las bases del ejército turco fronterizas con Irak y los preparativos militares en la zona han disparado los rumores sobre una posible operación con tropas de tierra.

Los principales comandantes de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) llegaron el jueves a las provincias fronterizas de Siirt y Batman, en el sureste de Turquía fronterizo con Irak, donde se reunieron con las principales autoridades civiles de las provincias un día después de haber visitado las bases militares en las vecinas provincias de Malatya y Diyarbakır.

La delegación estaba compuesta por el Jefe del Estado Mayor, el general Necdet Özel, acompañado por los cuatro principales comandantes del ejército turco (tierra, aire, marina y gendarmería), lo que ha disparado los rumores sobre la posibilidad de que Turquía esté preparando una gran ofensiva terrestre contra las bases que el grupo armado PKK posee en las montañas del norte de Irak fronterizas con la región sureste de Turquía.

A este viaje de inspección se unen importantes movimientos de tropas en la zona de acuerdo a la información publicada por la prensa turca, que incluyen el despliegue de helicópteros, vehículos y soldados a lo largo de la frontera iraquí, incluyendo comandos especiales y tropas de élite especializadas. Según la agencia de noticias turca Doğan muchas de estas tropas están siendo apostadas en la provincia fronteriza de Şırnak, a lo que se une la constante vigilancia del otro lado de la frontera turco-iraquí mediante el uso de aviones espía no tripulados.

La oposición insiste en pedir una ofensiva terrestre

A pesar de que por ahora no hay ninguna confirmación oficial de que se estén realizando preparativos para una ofensiva terrestre contra los campamentos del PKK en las regiones montañosas del norte de Irak, Devlet Bahçeli, líder del partido nacionalista MHP (tercera fuerza política en el parlamento turco), volvió a pedir sin demora el inicio de una operación con tropas de tierra contra el grupo armado kurdo.

«Debe hacerse una operación terrestre antes de que llegue el invierno… Debería establecerse una zona de seguridad en el norte de Irak, y asegurar todos los puestos militares fronterizos», declaró Bahçeli en un comunicado hecho público el jueves.

Cazas de combate del ejército turco han estado bombardeando las bases del PKK en la frontera norte de Irak desde el pasado mes de agosto en respuesta a la escalada de atentados del grupo armado contra las fuerzas de seguridad turcas. Al mismo tiempo no han cesado los ataques por parte del PKK, que han dejado cerca de medio centenar de fallecidos en menos de dos meses; la última acción se produjo el mismo jueves, cuando un grupo de terroristas secuestraron a cuatro miembros de la guardia rural en la provincia suroriental de Şırnak, lo que eleva ya a 12 el número de secuestrados por parte de este grupo armado.