vacuna contra el coronavirus de Moderna

Turquía negocia la compra de la vacuna contra la COVID-19 de Moderna

Ankara negocia ya con la farmacéutica estadounidense comprar su vacuna para ampliar el stock de dosis. Los ciudadanos turcos podrán comprar vacunas en farmacias y hospitales.

Turquía negocia la compra de la vacuna de Moderna, que se sumaría a las vacunas de la farmacéutica china Sinovac, la germano-estadounidense Pfizer, y la recién adquirida vacuna rusa Sputnik V, en un momento en que más de 21,8 millones de personas han sido ya vacunadas en el país desde que comenzara la vacunación en enero.

Según informaron medios turcos, las autoridades turcas ya habrían iniciado las negociaciones con Moderna y estas estarían avanzando a buen ritmo; el objetivo de Ankara sería ampliar y diversificar su arsenal de vacunas contra el coronavirus, y ampliar el stock para ofrecer a los ciudadanos turcos una nueva opción: la posibilidad de saltarse la lista de espera pública para recibir la vacuna contra la COVID-19, y adquirirla pagándola de su propio bolsillo.

El plan de vacunación del gobierno turco se inició a mediados de enero con la vacuna de Sinovac, que fue inicialmente suministrada a los trabajadores sanitarios y posteriormente también a los más mayores. Actualmente la mayoría de la población de 65 años del país ha sido ya vacunada, y hace unos días se inició el proceso de vacunación de los ciudadanos de 55 o más años, priorizando a profesores y a personas con puestos de trabajo en sectores clave.

Esta misma semana Rusia anunciaba que una empresa farmacéutica turca produciría en el país la vacuna Sputnik V; a raíz del inicio de las negociaciones para la compra de la vacuna de Moderna, compañías turcas habrían entablado también contactos con la farmacéutica estadounidense para producir en masa su vacuna en Turquía. Las autoridades turcas estudian además vender dosis de Moderna a farmacias y hospitales para que puedan ser compradas a título individual.