Turquía confía en España para relanzar su proyecto europeo

Turquía cree que España, que asumirá la presidencia semestral de la Unión Europea el próximo 1 de enero, es en estos momentos su mejor aliado para relanzar sus aspiraciones de ingresar en la UE.

Turquía cree que España, que asumirá la presidencia semestral de la Unión Europea el próximo 1 de enero, es en estos momentos su mejor aliado para relanzar sus aspiraciones de ingresar en la UE dadas las «excelentes» relaciones que mantienen Madrid y Ankara, cada vez más unidas también por lazos económicos.
«Tenemos grandes expectativas de España, porque España entiende muy bien el valor estratégico de Turquía», dijo el ministro de exteriores Ahmet Davutoğlu durante la importante visita de tres días de duración que realizó la semana pasada, y que le llevó por cuatro ciudades españolas.
Davutoğlu calificó las relaciones de su país con España como «excelentes» y expresó su esperanza de que durante la presidencia española de la UE las negociaciones de adhesión con Turquía pudieran salir del actual estancamiento. El ministro no dudó en criticar por tratar de ralentizar el proceso por razones únicamente políticas, una medida que consideró injusta y que advirtió que estaba desanimando a Turquía, que apostaba claramente por un ingreso antes de 2015.
 
Precisamente, frente a países como Francia o Alemania cuyos gobiernos conservadores quieren modificar los acuerdos con Ankara para evitar la adhesión turca, España ha mantenido siempre -con uno u otro gobierno- un claro respaldo al ingreso de Turquía en la UE. De hecho, el ministro de exteriores Miguel Ángel Moratinos calificó dicho proceso como «irreversible» durante la visita de Davutoğlu a España, y prometió que España haría todo lo posible para conseguir avances en las negociaciones con Turquía.

Ankara quiere abrir al menos dos nuevos capítulos de esas negociaciones (de un total de 35) durante la presidencia española. Actualmente hay ocho suspendidos por la disputa en torno a Chipre, y Francia bloquea otros cinco capítulos que de ser abiertos implicarían necesariamente el ingreso de Turquía en la UE como miembro de pleno derecho.

 
Uno de los capítulos que estaban pendientes de abrirse durante la actual presidencia sueca de la Unión, el referido a medioambiente, será bloqueado por algunos países miembros por razones políticas. Este bloqueo ha causado un gran enfado en el gobierno turco, que había hecho notables esfuerzos para preparar un plan de ajuste de su legislación sobre el tema a la de la UE. «Se nos critica por parte de la UE que no somos lo suficientemente rápidos… pero, ¿es por culpa nuestra o suya?», dijo Davutoğlu.
 

Fuertes relaciones con España

Otro de los aspectos que destacó el ministro turco durante su viaje a España fue que las relaciones con este país no se limitan al ámbito de la UE. En palabras de Davutoğlu, «los dos países que una vez lucharon durante siglos como ejércitos navales rivales para dominar el Mediterráneo, hoy día son socios iguales». Prueba de ello son las cumbres bilaterales que se celebran desde 2008 (la última fue en abril de 2009, y la próxima tendrá lugar en febrero de 2010).
 
El volumente comercial entre Turquía y España ha crecido de forma muy importante durante los dos últimos años hasta alcanzar los 8.600 millones de dólares el año pasado, lo que sitúa a España ya como el 10º socio comercial de Turquía. Además, actualmente hay más de 240 empresas españolas operando en Turquía y otras 70 compañías turcas con inversiones en España.