PAMUK APOYA A TURQUÍA EN EL TERRENO DE JUEGO

El Premio Nóbel turco de literatura Orhan Pamuk habló con la revista alemana Der Spiegel sobre su pasión futbolística. Pamuk dijo que apoyará a la selección turca en la Eurocopa aunque crea que el fútbol provoca nacionalismo y xenofobia en el país.

br>La última vez que Orhan Pamuk habló con la prensa europea causó gran revuelo en Turquía, pero esta vez el novelista turco eligió un tema más ligero del que hablar sobre su país: el fútbol.

El ganador del Premio Nóbel de literatura del 2006 declaró que apoyará a Turquía en la Eurocopa que tendrá lugar en Austria y Suiza, el máximo evento futbolístico del continente, pese a la presencia de Fatih Terim, a quien describe como un \»ultra-nacionalista\».

Hablando con Der Spiegel, Pamuk dijo que naturalmente apoyaba al conjunto turco en la copa. \»Apoyaré al equipo turco, como tu animarás a los alemanes. Aunque el seleccionador Fatih Terim sea un ultra-nacionalista, por supuesto que apoyaré a Turquía. Pero no soy un fanático.\»

Un fan del Fenerbahçe

El Premio Nóbel dijo que el amor por el fútbol se remonta a los años en los que eran un niño, cuando de la mano de su padre iba a ver los partidos del Fenerbahçe. El novelista es un gran seguidor del equipo estambulí hasta tal punto que no puede soportar cuando su equipo pierde.

Pamuk confesó que no puedo ver la segunda parte del partido de cuartos de final de la Champions League que enfrentó al Fenerbahçe con el Chelsea en un partido que los Canarios perdieron por dos goles a cero. Pamuk reveló que le había apenado ver a los jugadores del Tener \»perder la pelota constantemente como niños pequeños.\»

El pase y la posesión no son los únicos defectos del fútbol turco para Pamuk. Él se queja de que el juego provoca nacionalismo y xenofobia en el país.

\»El dictador portugués Salazar gobernó su país con la ayuda del fútbol, para él era el opio del pueblo. Yo estaría contento si fuera así en Turquía. Pero no es opio en Turquía; es más una máquina de producir nacionalismo, xenofobia y pensamiento autoritario.\»

\»Lo que provoca el nacionalismo no son la victorias, son las derrotas,\» dijo Pamuk. \»El nacionalismo nace de desastres como guerras perdidas y terremotos. La derrota ante Inglaterra por 8-0 [que ocurrió dos veces, en 1984 y 1987] fue uno de esos desastres.\» El desastre de la derrota ante Inglaterra movió a Pamuk a incluir detalles de ese partido en el primer borrador de su novela de culto El Libro Negro. \»El hombre en el libro estaba escuchando el partido en la radio, \»dijo Pamuk. \»Los jugadores ingleses se burlaron de nuestros hombres. Para mí, esas derrotas fueron humillantes, una metáfora de la situación del país. Pero dejé ese parte fuera del libro porque era demasiado larga. Ahora me arrepiento.\»

Añadió que Turquía ganará comodamete a Armenia en otoño en la fase de clasificación para el Mundial de 2010. \»Turquía ganará porque es mejor equipo. Espero que sea así,\» añadiendo que de todas formas estaba preocupado. \»En el caso de que perdamos, los turcos dirán: \»vale, los armenios son humanos como nosotros después de todo\». ¿Es eso posible? No, no soy tan ingenuo.\»

Sin embargo, no todos sus memorias sobre el fútbol son oscuros, y Pamuk recuerda los momentos \»poéticos\» del juego. \»No son los goles lo que está en mi cabeza de esos días; son los jugadores del Fenerbahçe saliendo al terreno de juego con su equitación amarilla, \»explicó. \»Es como si estuvieran abalanzándose sobre campo saliendo de una jaula. Me encantaba eso, era como un poema.\»