Liberados los tres trabajadores chinos secuestrados por el PKK en agosto

Los tres ciudadanos chinos formaban parte de la plantilla de una central térmica en la provincia turca de Şırnak que fue atacada por el PKK en la noche del 24 de agosto.

Tres trabajadores de nacionalidad china que fueron secuestrados a finales de agosto por el grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), fueron puestos en libertad el viernes en el sureste de Turquía.

Según informó la prensa turca, los tres cautivos fueron entregados en la sede local de la Asociación de Derechos Humanos (İHD) en la provincia fronteriza de Şırnak, tras pasar más de un mes en manos del grupo armado. Desde allí fueron trasladados a las oficinas del gobernador de Şırnak, Hasan İpek, quien les dio la bienvenida y se mostró contento por que hubiesen sido liberados sin sufrir daño.

Xiong Jie, Jian Yun y Zhang Li Gan, que tienen familia en Estambul, pudieron hablar también por teléfono con el embajador chino en Turquía, Yu Hongyang, quien dio las gracias a las autoridades por las gestiones para su liberación.

Los trabajadores chinos formaban parte de la plantilla de empleados de una central térmica ubicada en el distrito de Silopi de la misma provincia, y fueron raptados mientras realizaban sus compras habituales en una tienda de comestibles de la pequeña localidad de Görümlü por miembros del PKK; poco antes éstos habían atacado con lanza-granadas la planta térmica, hiriendo a un guardia de seguridad que custodiaba el complejo.