Las autoridades turcas aseguran tener controlado el brote de gripe aviar

Cerca de 40.000 pollos de corral han muerto en los últimos cuatro meses en la provincia noroccidental de Balıkesir, donde las autoridades turcas han confirmado la presencia del virus en las muestras analizadas.

El ministro turco de salud, Mehmet Müezzinoğlu, afirmó el lunes durante una conferencia de prensa que el brote de gripe aviar detectado en la provincia de Balıkesir, al noroeste de Turquía, está totalmente controlado y que no se requieren medidas adicionales para contenerlo.

Müezzinoğlu aseguró que tanto el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, como el Ministerio de Salud y la Agencia de Salud Pública estaban monitorizando al detalle la situación. El virus fue detectado por un laboratorio del Instituto de Control Veterinario a partir de muestras tomadas de varios pollos muertos, después de que unas 40.000 aves de corral fallecieran en lo que va de año en el distrito de Bandırma.

Todas las muestras dieron positivo en gripe aviar y el área en torno a las granjas donde se detectó han sido puestas ya bajo cuarentena, según confirmó el lunes a la prensa el gobernador de Bandırma, Ali Mantı.

Las autoridades han ordenado sacrificar a todos los animales en riesgo de ser infectados por el virus, tras lo cual se ha procedido a desinfectar las instalaciones afectadas; otras medidas incluyen el bloqueo de las carreteras que conducen a la zona y la prohibición temporal de la caza en el área afectada del distrito de Bandırma, donde se estima que existen alrededor de 1,2 millones de pollos criados en granjas avícolas.