industria del automóvil, empleo

La tasa de desempleo en Turquía alcanzó el 14,7%

En febrero el número de parados en Turquía alcanzó los 4,73 millones. En enero la tasa de paro se situó también cerca del 15%, marcando su registro más alto de la última década.

La tasa de paro en Turquía alcanzó el 14,7% durante el pasado mes de febrero, según datos publicados este miércoles por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK), que suponen un incremento del 4,1% con respecto a los registros de hace un año.

El informe emitido por TÜİK señala que el número de personas mayores de 15 años sin empleo se incrementó en febrero en 1,37 millones en comparación con el mismo mes de 2018, hasta sumar un total de 4,73 millones de desempleados. En el mismo período el desempleo no agrícola creció 4,4 puntos hasta sumar un 16,9%.

“Mientras que la tasa de paro juvenil que incluye a personas de edad entre 15 y 24 años alcanzó (en febrero) el 26,1% con un incremento porcentual de 7,1 puntos, el desempleo en las personas entre 15 y 64 años se situó en el 15% con un incremento de 4,1 puntos porcentuales”, añade el informe.

En cuanto al número de personas empleadas, éstas sumaron en febrero 27,3 millones, un dato que supone una caída de 811.000 en comparación con el último año; en conjunto la tasa de empleo en Turquía se situó en febrero en el 44,8%, un 1,8% menos en comparación con el mismo mes de 2018.

Unos datos de paro que repiten las malas cifras de enero

En cuanto a la distribución del empleo por sectores, el sector servicios como siempre acaparó la mayor parte representando un 57,7% del total de personas empleadas en febrero; le siguió la industria (19,7%), la agricultura (17,1%) y la construcción (5,4%).

Los datos manejados por TÜİK indican además que el índice de empleo no registrado –esto es, el porcentaje de personas que trabajan en su principal ocupación sin estar dadas de alta en la seguridad social– alcanzó el 33,5% en febrero, con un incremento de 1,3 puntos en relación al año anterior.

La tasa de desempleo en enero en Turquía se situó también en el 14,7% hasta sumar un total de 4,67 millones de desempleados: un dato que supuso un aumento interanual del 3,9% y la mayor cifra de parados en el país euroasiático de la última década.