El desempleo siguió bajando en abril y se situó en el 9%

El número de parados en Turquía cayó en casi un punto porcentual con respecto a marzo, coincidiendo con un repunte de las inversiones extranjeras en el país, principalmente de países de la UE.

La tasa de paro en Turquía continuó descendiendo en 2012 y se situó durante el pasado mes de abril en el 9% de la población activa, de acuerdo a los datos publicados el lunes por el por el Instituto Estadístico Turco (TÜİK).

La cifra representa una reducción de 0,9 puntos con respecto al mismo mes de 2011, e igualmente con respecto a la media del mes anterior -marzo de 2012-, cuando el índice de desempleo se colocó en el 9,9% de la población en edad de trabajar.

Por áreas, el paro urbano cayó 1,2 puntos hasta situarse en el 10,7% de la población activa, mientras que el desempleo rural bajó 0,5 puntos y llegó en abril hasta el 5,6%, según el informe hecho público por TÜİK.

En cifras, la reducción del paro en el país euroasiático significó que el número de desempleados descendió en unas 200.000 personas, pasando de 2.615.000 personas registradas en marzo a unas 2.400.000 en abril, con lo que la cifra de personas con trabajo en Turquía llegó a los 24 millones.

4.560 millones de euros en Inversión Extranjera Directa en 2012

Estas cifras positivas de desempleo coinciden con el reciente anuncio hecho por el ministro de economía turco Zafer Çağlayan, quien hace unos días anunciaba que durante los cinco primeros meses de 2012 Turquía había recibido 4.560 millones de euros en inversión extranjera directa (IED), consolidando la posición del país euroasiático como un lugar seguro y de confianza para las inversiones de capital extranjero.

Sólo durante el pasado mes de mayo, la IED en Turquía sumó más de 1.200 millones de euros, según los datos revelados por Çağlayan. Un 78,6% del total de la inversión extranjera en el período de enero a mayo de 2012 llegó de la Unión Europea, principalmente de Reino Unido, Austria y Holanda (por orden de mayor a menor), mientras que el sector manufacturero o industrial fue el principal destinatario de las inversiones.