Estambul, rascacielos entre la niebla

La niebla paraliza el tráfico marítimo en Estambul

Una densa niebla que envolvió Estambul desde primeras horas de la mañana del 29 de febrero obligó a cancelar o a retrasar los servicios de ferry conectando el lado asiático y europeo de la ciudad y a suspender el tráfico marítimo en ambas direcciones a lo largo del Estrecho del Bósforo, que separa Asia de Europa.

El fenómeno meteorológico causó también la cancelación de numerosos vuelos, principalmente en el aeropuerto internacional Sabiha Gökçen, situado en el lado asiático de Estambul y donde se produjo una reducción de al menos un 10% en el número de aviones que despegaron y aterrizaron en sus pistas. La aerolínea low cost turca Pegasus informó en un comunicado que al menos 18 de sus vuelos con salida o destino en dicho aeropuerto fueron cancelados.

La niebla afectó especialmente a los distritos situados al norte de Estambul y en la desembocadura del Bósforo en el Mar Negro, donde el tercer puente del Bósforo -el llamado Puente de Yavuz Sultan Selim– quedó prácticamente cubierto por un mar de nubes, dejando imágenes espectaculares. La densidad de la niebla comenzó a decrecer a partir del mediodía, lo que permitió reanudar el tráfico marítimo a lo largo del Estrecho.