La FIFA reconoce que la primera mujer árbitro de la historia fue turca

Drahşan Arda, ahora con 73 años de edad, ha recibido una carta de la FIFA que la reconoce oficialmente como la primera árbitra mundial. Su primer partido fue el 26 de junio de 1968.

El máximo organismo mundial del mundo del fútbol, la FIFA, ha reconocido oficialmente tras mucho tiempo que la primera mujer árbitro de la historia fue una turca, Drahşan Arda.

“Resulta un honor para mí ser la primera de la historia. Me sentí entusiasmada por mi primer partido, hace ahora exactamente 50 años. Con la carta que la FIFA me ha enviado, he vuelto a vivir esa excitación”, explicó a los medios de comunicación Arda, una mujer que hoy día tiene 73 años de edad.

Arda publicó la carta que le envió la FIFA el pasado 13 de diciembre reconociéndola como la primera árbitra mundial en sus redes sociales, confirmando así oficialmente lo que ella misma había dicho durante años: que ella fue la primera en abrir el camino para que las mujeres pudieran arbitrar partidos de fútbol, tal y como demuestran los documentos que presentó ante la FIFA.

Maestra de profesión, completó su formación arbitral durante la temporada 1967-68 en la provincia de Zonguldak –al norte de Turquía- recibiendo entonces su certificación acreditativa. Posteriormente se trasladó a vivir a Alemania, donde comenzó a arbitrar partidos en el estado alemán de Bavaria, llegando a recibir una placa conmemorativa de la Asociación de Fútbol Bávara (BFV) por sus 30 años como árbitra.

Arda asegura sentirse orgullosa de llevar el título, ahora reconocido por la UEFA, de ser la primera árbitra del mundo: “Dirigí mi primer partido el 26 de junio de 1968”, explicó. Además asegura que otra mujer turca, Sema Tokat, es la segunda mujer árbitro de la historia.