La familia del empresario iraní asesinado en Estambul afirma que fue amenazado por Irán

Saeed Karimian, propietario de la productora de televisión Gem TV, fue asesinado a tiros el sábado junto con su socio kuwaití por dos encapuchados. El régimen de Teherán le había condenado por atentar contra los valores de la revolución iraní.

La familia de Saeed Karimian, el empresario de origen iraní afincado en Estambul asesinado el sábado por la noche por dos individuos encapuchados en Maslak, a las afueras del norte de Estambul, ha asegurado que Karimian había estado recibiendo amenazas del régimen de Teherán durante los últimos tres meses.

En declaraciones realizadas a la cadena británica BBC, sus familiares aseguraron que el fallecido tenía miedo por las amenazas y estaba planeando trasladarse a Londres, dado que poseía también la nacionalidad británica. Pese a esta versión, el alcalde del distrito estambulita de Sarıyer (donde se ubica el barrio de Maslak), Şükrü Genç, insistió el domingo a los medios que la causa más probable del asesinato de Karimian y de su socio kuwaití, Mohammed al Mohktari, estaba relacionada con un ajuste de cuentas por dinero.

Según fuentes policiales, Karimian y su socio habrían acumulado fuertes deudas a causa de las actividades empresariales de la productora de su propiedad, Gem TV; ambos recibieron varios disparos en su coche tras ser emboscados por dos individuos enmascarados que les cerraron el paso con otro vehículo, en el que posteriormente se dieron a la fuga.

El coche con el que se perpetró el doble asesinato, que había sido robado, apareció posteriormente calcinado en el barrio de Kemerburgaz. La policía encontró 15 casquillos de bala en el lugar del crimen, pero por ahora los autores no han sido identificados.

Gem TV es una productora de televisión que además emitía doblados al iraní varios programas, películas y series extranjeras para Irán, por lo que había despertado las iras del régimen islámico de ese país, que consideraban que la productora inculcaba valores occidentales e inmorales a la sociedad con sus actividades.

Establecida inicialmente en Londres, Gem TV posteriormente se expandió a Dubái y había adquirido los derechos de emisión de series de televisión turcas muy famosas en Oriente Medio, tales como “Muhteşem Yüzyıl” (El Siglo Magnífico), “Karadayı”, o “Fatmagül”. El Grupo Gem emitía 17 canales de televisión vía satélite en persa, además de uno en kurdo, otro en azerí y otro en árabe.

En 2016 una corte revolucionaria de Teherán juzgó a Karimian in absentia y le sentenció a seis años de prisión por los cargos de “atentar contra la seguridad nacional” y “realizar propaganda en contra del Estado”. La agencia de noticias semioficial Tasnim, fuertemente vinculada a la Guardia Revolucionaria de Irán y al régimen de los ayatolás, se había referido a Gem TV como un instrumento propagandístico de la oposición.