Histórica visita de Erdoğan a Libia

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan llegó en una visita oficial de tres días de duración a Libia, un viaje que no tenía lugar desde hace 13 años y que ha sido calificado de «histórico».

El primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan llegaba este martes en una visita oficial de tres días de duración a Libia, un viaje que no tenía lugar desde hace 13 años y que ha sido calificado de «histórico» por los acuerdos alcanzados y porque pone fin a más de una década de tensas relaciones con el régimen de Gaddafi.
 
Erdoğan, que llegaba acompañado por una amplia delegación que incluía los ministros de asuntos exteriores, comercio exterior, energía y transporte, se reunía ayer martes con el líder libio Muammar Gaddafi. Ambos países anunciaba precisamente ayer la abolición mútua de la exigencia de visado para sus ciudadanos, poniendo fin así a 13 años de unas relaciones muy tensas por el supuesto apoyo dado en su día por Gaddafi al grupo terrorista kurdo PKK.
«Hemos acordado poner fin a la exigencia de visado (para nuestros ciudadanos)», anunciaba el primer ministro libio al-Baghdadi Ali al-Mahmoudi tras reunirse en Trípoli con su homólogo turco, Tayyip Erdoğan. «Los ciudadanos turcos pueden visitar Libia, y los ciudadanos libios pueden visitar Turquía sin tener que obtener un visado», comentaba al-Mahmoudi.

Este acuerdo para la eliminación de visados entre ciudadanos de los dos países llega en un momento en que Turquía intenta fortalecer sus lazos con Libia, antigua provincia del extinto Imperio Otomano, que posteriormente sería ocupada por Italia entre 1912 y 1951. La visita de Erdoğan marca un antes y un después en las relaciones con este país mediterráneo, que se habían deteriorado drásticamente hace 13 años cuando el entonces primer ministro turco Necmettin Erbakan se mostró indignado después de que Gaddafi mostrara su apoyo al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado una organización terrorista por gran parte de la comunidad internacional.

 
«No me estoy centrando en lo que pasí hace 13 años. Ahora estamos evaluando nuestra actual situación, y vamos a intentar construir un futuro diferente», declaró el primer ministro Erdoğan a la prensa turca antes de partir en su avión hacia Libia.
 

Un país de oportunidades económicas

La nueva era en las relaciones entre Turquía y Libia no se limita únicamente a las facilidades de viaje para sus ciudadanos. El ministro turco de comercio exterior, Zafer Çağlayan, destacaba cómo hasta la fecha Turquía tiene en marcha proyectos en Libia por valor superior a 21 millones de dólares, y las autoridades libias han prometido destinar a empresarios turcos nuevos proyectos por valor de varias decenas de millones de dólares. «Libia es un país de oportunidades», dijo el ministro Çağlayan, que habló de otros acuerdos entre los dos países en diferentes campos de inversión.