GÜL VUELVE A PEDIR A LOS PARTIDOS POLÍTICOS QUE DISMINUYAN LA TENSIÓN

SE TRATA DE AL MENOS EL CUARTO LLAMAMIENTO QUE HACE EL PRESIDENTE TURCO EN LO QUE VA DE AÑO ANTE LA CRECIENTE TENSIÓN POLÍTICA QUE VIVE EL PAÍS

El Presidente turco Abdullah Gül ha pedido una vez más a los partidos políticos moderación en medio del clima de tensión política que vive el país por el caso abierto contra el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que ganó con un 47% de los votos las pasadas elecciones y que podría ser ilegalizado próximamente por el Tribunal Constitucional de Turquía.

\»Está en el interés de todos los partidos preservar nuestra unidad e integridad nacional y mantener la estabilidad económica y política\», dijo Gül a los periodistas tras una recepción que tuvo lugar el miércoles a los ministros de comercio exterior de la región Asia-Pacífico en el Palacio Presidencial de Çankaya.

Gül se refirió a un comunicado que anteriormente había emitido sobre la misma cuestión, el pasado 26 de mayo, e indicó que seguía muy atentamente los debates políticos que tienen lugar estas semanas.

\»Ciertas maneras, procedimientos y niveles deberían ser mantenidos en todos estos debates\», dijo el presidente, \»Está en el interés de todos los partidos preservar nuestra unidad e integridad nacional y mantener la estabilidad económica y política. Por esta razón, considero importante respetar estos aspectos en todos nuestros debates\».

Gül subrayó además que todos estos principios eran aplicables a todo el mundo hoy al igual que antes, en referencia a sus anteriores comunicados en los que ha pedido también moderación y calma. El pasado 26 de mayo, el presidente turco emitió un comunicado en el que pedía a todo el mundo que mantuviese la calma y el sentido de la responsabilidad, para evitar dañar la solidaridad y unidad nacional y la estabilidad política y económica; Gül pidió además que todos los actores políticos y sociales del país estuvieran a la altura que la situación requería, y subrayó que sería el sentido común del pueblo turco el que determinaría finalmente quién estaba en lo cierto y quién equivocado.

No es la primera vez

No es esta la primera vez -ni probablemente sea la última- que Abdullah Gül apela a la responsabilidad y el sentido común ante la crisis política e institucional que vive el país. El presidente turco ya hizo referencia a la creciente tensión en su país durante su reciente visita a Croacia, donde pidió a todos los partidos que se ciñesen a las reglas democráticas y al gobierno de la ley como remedio para los problemas de Turquía: \»Todo el mundo debería calcular los costes, dado que estamos atravesando un momento crítico. Los acontecimientos en todo el mundo son obvios. Los precios del crudo han llegado a los 140 dólares, y nadie puede decir que no le importa. Turquía debería ser un país fuerte, o si no, todos pagaremos el precio\», declaró Gül entonces.

Anteriormente, en el mes de marzo, Gül había organizado una reunión en el palacio presidencial de Çankaya con líderes políticos y representantes de varias organizaciones sociales de Turquía, a los que pidió luchasen por la democracia y la estabilidad del país. A este encuentro no asistió sin embargo el líder del principal partido de la oposición -el Partido Republicano del Pueblo (CHP)-, Deniz Baykal.