Estambul tendrá su monorraíl

El primer paso para la construcción de un sistema de monorraíl en la metrópolis turca se iniciará en febrero, y los planes del ayuntamiento pasan por implementar al menos ocho líneas en la ciudad.

El ayuntamiento metropolitano de Estambul ha anunciado planes para lo que parece que será el primer tramo de un monorraíl proyectado para la ciudad, que en los últimos años ha multiplicado sus esfuerzos para aliviar sus problemas de congestión de tráfico ofreciendo nuevas alternativas en el transporte público.

Según informaban esta semana medios turcos, las autoridades municipales de esta metrópolis de 15 millones de habitantes tienen planeado poner en marcha hasta ocho líneas distintas de monorraíl (Havaray, en turco) que conectarán varias zonas de la ciudad, siguiendo una tendencia que ya existe en otras ciudades de Europa y Asia; y el primer paso se dará con el concurso público para la adjudicación del proyecto de una línea de tren monorraíl que discurrirá entre los distritos de Tuzla y Kartal, en la orilla asiática de Estambul.

La subasta pública, anunciada por el Departamento de Planificación de Transportes de Estambul, tiene previsto abrirse en un fecha tan temprana como el próximo 2 de febrero, con la condición establecida para la empresa adjudicataria de completar el proyecto en 240 días, por lo que podríamos ver el primer monorraíl circulando sobre las calles y edificios de Estambul para finales de 2015 o inicios de 2016.

La línea inicial Kartal Sahil-D 100-Tuzla tendrá 5 kilómetros de recorrido, y está previsto que a ella se sumen otras siete más, cuatro en el lado europeo de Estambul y otras cuatro en el lado asiático: Beyoğlu-Şişli (con 5,8 km de longitud), Zincirlikuyu-Beşiktaş-Sarıyer (4,5 km), Levent -Gültepe-Çeliktepe-Levent (5,5 km), Ataşehir-Ümraniye (10,5 km), Sefaköy-Kuyumcukent –Aeropuerto Atatürk (7,2 km), Maltepe-Başıbüyük (3,6 km), y Aeropuerto Sabiha Gökçen-Istanbul Park (7,7 km).

Los planes iniciales para construir un sistema de transporte en Estambul basado en el monorraíl fueron revelados por primera vez en 2011 por el alcalde de la ciudad, Kadir Topbaş, como una forma de facilitar la conexión por ferrocarril suburbano usando un sistema mucho más barato y práctico que el metro, que tiene un coste hasta 20 veces mayor que el monorraíl. El ayuntamiento metropolitano prevé que 40.000 personas usarán diariamente este servicio.