Estambul comienza a retirar de las tiendas los letreros escritos en árabe

El ayuntamiento del distrito de Esenyurt, al oeste de Estambul, ha comenzado a retirar numerosos carteles escritos en árabe de establecimientos regentados por sirios, convirtiéndose en el primero en aplicar una nueva normativa nacional que establece que un cartel debe tener al menos un 75% de palabras en turco. El ayuntamiento ha cerrado también varios restaurantes sirios que no cumplían con los estándares de higiene. «La gente viene y no puede entender lo que se vende aquí», declaró el alcalde.