corbeta y fragata de fabricación turca

Erdoğan: »Turquía construirá sus propios portaaviones»

Con la botadura el lunes de la TCG Kınalıada, cuarta corbeta de la clase ‘’Ada’’ construida dentro del proyecto nacional MİLGEM, Turquía se sitúa entre los 10 países del mundo capaces de diseñar y construir navíos militares.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan aseguró el lunes durante la ceremonia de botadura de una corbeta en los astilleros militares de Tuzla –a las afueras de Estambul- que Turquía seguía comprometida con su objetivo de volverse autosuficiente en materia de defensa.

Construiremos nuestros propios portaaviones”, dijo Erdoğan en la ceremonia de inauguración de la nueva corbeta Kınalıada, construida en el marco del proyecto nacional MİLGEM, que prevé la construcción en Turquía de al menos 8 corbetas y 4 fragatas para la armada turca, con el objetivo de desarrollar una flota moderna con capacidad anti-submarina y de invisibilidad al radar y capaz de llevar a cabo todo tipo de misiones y operaciones.

“Como un país que busca volverse independiente en el campo de la defensa para el año 2023, debemos avanzar aún más rápido. Estamos orgullosos de nuestra capacidad de construir barcos militares, especialmente de la construcción de submarinos”, añadió el presidente turco, destacando que Turquía se ubica entre los 10 países del mundo capaces de diseñar y construir navíos militares.

En 2016 Turquía alcanzó los 5.000 millones de dólares en producción (en defensa), y los 1.600 millones en exportaciones, lo que es importante pero está por debajo de nuestros objetivos”, señaló Erdoğan, subrayando que actualmente hay 14 proyectos de construcción de barcos militares en los astilleros turcos, a los que se unirán en los próximos años otros diez proyectos más.

El proyecto MİLGEM (de las palabras Milli Gemi o “Barco Nacional”, en turco) fue lanzado en el año 2000; la primera corbeta, la TCG Heybeliada, fue entregada a la marina turca en 2011, y la segunda, la TCG Büyükada, en el año 2013. Además de concluirse ahora la construcción de la TCG Kınalıada, el pasado mes de junio se terminó la de la TCG Burgazada; ambas se espera que entren en servicio en 2020 y 2018, respectivamente. Otros dos barcos anfibios construidos en los astilleros de Tuzla, el TGC Bayraktar y el TCG Sancaktar, se unieron este año a la armada turca.

Las cuatro corbetas construidas hasta ahora dentro del proyecto MİLGEM pertenecen a la clase Ada; incluyen entre su armamento cañones de 76 milímetros, misiles y torpedos, y disponen de helipuerto con capacidad para transportar un helicóptero Seahawk. Con un desplazamiento de 2.400 toneladas, alcanzan una velocidad máxima superior a los 29 nudos (53 kilómetros por hora) y poseen un rango operativo de 3.500 millas náuticas (unos 6.500 kilómetros).