El Fenerbahçe remonta y se lleva el derbi ante el Galatasaray

El Fenerbahçe se sobrepuso a un gol de Kazım y acabó derrotando al Galatasaray por 1-2 en lo que es el derbi del fútbol turco por excelencia.

Este partido era el primer derbi entre los Leones y los Canarios Amarillos que se celebraba en el flamante Türk Telekom Arena, algo que no ha traído suerte al Galatasaray. Pese a la mala situación del equipo local en liga, es undécimo, eso era irrelevante, pues se trataba del clásico de la liga turca. En una primera mitad carente de mucho juego, Kazım Kazım, exjugador del Fenerbahçe, marcó el 1-0 tras aprovechar un rechace de Volkan a tiro de Milan Baros tras un grave error defensivo de André Santos.

El internacional turco celebró efusivamente el tanto, con gestos dirigidos al banquillo de Aykut Kocaman, quien forzó la marcha del Kazım del Fener, lo que le valió la cartulina amarilla. Tras marcar el gol, el Galatasaray se echó atrás para aguantar el resultado. El Fenerbahçe por su parte, echaba de menos a Emre Belözoğlu, baja por lesión, ya que Cristian Baroni y Selçuk Şahin eran incapaces de llevar la manija de su equipo en el centro del campo.

En el descanso, Semih Şentürk entró por Selçuk. De esta forma, Mehmet Topuz pasó al centro, dándole más criterio a la medular, mientras que Niang pasó a ocupar la banda izquierda, dejando a Semih en punta. El Galatasaray, pese a jugar en casa, cedió toda iniciativa al Fenerbahçe, que no era capaz de atravesar el muro rojigualdo. Mientras tanto, los Leones salían a la contra y daban más sensación de peligro. De hecho, Servet Çetin y Stancu marcaron sendos goles que fueron anulados correctamente por fuera de juego. Finalmente, el Fenerbahçe encontró puerta en el minuto 75, cuando Semih remató de cabeza una falta botada por Alex de Souza.

Tras el empate, el Galatasaray pareció querer volver a jugar pero el Fener estaba mucho más entero. Por ello, en el minuto 87, Alex cabeceó sublimemente un centro desde la banda derecha de Gökhan Gönül para dar la victoria a su equipo. De esta manera, los Canarios Amarillos dieron la vuelta al marcador y se llevaron los tres puntos de un partido que se les puso en contra. Una vez terminó el partido, Baros vio la roja directa al increpar al árbitro a la entrada del túnel de vestuarios.

Con esta victoria, el Fenerbahçe se pone como líder provisional a falta de lo que haga el Trabzonspor, que este domingo se desplaza a Ankara para enfrentarse al Gençlerbirliği. Mientras tanto, el Galatasaray podría verse relegado a la duodécima posición si el Ankaragücü gana su partido del lunes contra el Bursaspor.