EL ALCALDE DE ANKARA AMENAZA CON ARRASAR UNA UNIVERSIDAD

Una amenaza del alcalde de Ankara de demoler parte de la METU, una de las universidades más importantes del país, ya que la universidad se ha retrasado en el papeleo necesario para varios edificios, ha sido recibida con alarme, mientras que algunos argumentan este postura se debe a que la METU declaró que el agua de la ciudad no era segura.

El Partido de la Justicia y el Desarrollo, o el ayuntamiento del AKP, ha multado a la Universidad Técnica de Oriente Medio, o METU, con 1,8 millones de YTL por tener 45 estructuras ilegales en su campus. El ayuntamiento también declaró que destruiría los edificios si no se tomaban los procedimientos legales necesarios. Además, también dijo que había avisado a la universidad y a la Municipalidad de Çankaya sobre su decisión hace tres meses. Como resultado de esta decisión, el edificio del rector, al igual que muchos edificios de la facultad e instituciones de la METU, a la que atienden alrededor de 21.000 estudiantes, van a ser destruidos.

\»Los edificios han estado en el campus más de 50 años. El tiempo [de la decisión del ayuntamiento] es muy interesante. Mientras que hay numerosos edificios ilegales en diferentes partes de la ciudad, el ayuntamiento se centra en nosotros\», dijo un miembro importante de la oficina administrativa de la universidad, en ausencia del rector de la METU, Ural Akbulut, que se encontraba en el extranjero. \»Es una pena que el ayuntamiento nos trate como un asentamientos de chabolas. Somos sin embargo, una institución educacional,\» añadió el oficial.

La crisis refleja antiguas disputas

Akbulut, un declarado secularista, mantuvo una fuerte postura contra el velo islámico durante la implantación de la controversial enmienda del constitucional sobre el levantamiento de la prohibición del velo en las universidades en febrero. No permitió a los estudiantes con pañuelos que entrasen en las clases de la universidad.

El ayuntamiento y la METU ya han chocado en varias ocasiones sobre diversos temas, incluyendo el problema del agua en Ankara y del lago Eymir, que está localizado dentro de los terrenos de la METU. Akbult y el alcalde de Ankara, Meliá Gökçek, dieron afirmaciones contradictorias en los últimos meses sobre el nivel de arsénico en el río Kızılırmak, del que se obtiene el agua para el consumo de Ankara.

Akbulut refutó las alegaciones del ayuntamiento que un informe de la METU mostraba niveles de arsénico debajo de lo normal, diciendo que las muestras de agua de la ciudad de agua no purificada del río Kızılırmak mostraban que el nivel de arsénico es el doble de lo normal.

El lago Eymir ha sido otro tema de disputa entre las partes, con el ayuntamiento planeando hacer Eymir parte de su territorio y abrirlo al público, mientras que la universidad se resiste al plan en un esfuerzo de proteger un gran y raro espacio verde en el corazón de la ciudad.

Algunos piensan que las acciones d Gökçek son una especia de venganza que reflejan una enemistad personal, argumentando que las políticas seculares y en contra del ayuntamiento de la METU han llevado a la batalla actual. Otros dicen que la nueva crisis refleja el viejo conflicto entre los ayuntamientos de Çankaya y Ankara. El territorio de la METU están dentro de los límitis de Çankaya.