Descubierta en Turquía una máscara mortuoria de 2.000 años de antigüedad

Las excavaciones en las ruinas de Aizanoi, en la provincia turca de Kütahya, han sacado a la luz una serie de máscaras relacionadas con antiguos cultos paganos a dioses griegos.

Un esqueleto cuya antigüedad se estima en unos dos milenios con el rostro cubierto con una máscara ha sido descubierto en las ruinas de la antigua ciudad de Aizanoi, en la provincia turca de Kütahya, durante unas excavaciones arqueológicas realizadas en la región del Egeo.

En declaraciones hechas a la agencia de noticias Anatolia por Elif Özer, directora de las excavaciones y profesora de arqueología de la Universidad Pamukkale, ésta indicó que los trabajos en la zona se habían estado desarrollando desde 2011 y que éste hallazgo en concreto se había localizado en las necrópolis, situadas al norte de Aizanoi.

La máscara mortuoria fue encontrada en una tumba junto a la cara y el resto del cuerpo, y se cree que habría sido utilizada en ceremonias fúnebres por los habitantes de la época para representar la relación entre el muerto con el culto al dios griego Dioniso.

Özer explicó además que otras excavaciones en países como Italia han sacado a la luz este tipo de máscaras, empleadas en ceremonias fúnebres y relacionadas con los antiguos cultos paganos. La académica añadió que se han encontrado también otras máscaras en torno al antiguo teatro de la ciudad, relacionadas en este caso con el dios griego Eros.