Cuatro detenidos por el ataque contra una joven que participaba en un concurso de canción

El padre de la víctima, Mutlu Kaya, que se encuentra ingresada en estado grave con una herida de bala en la cabeza, negó que el ataque estuviera relacionado con un “crimen de honor” como han publicado algunos medios.

Cuatro personas fueron detenidas en el sureste de Turquía como parte de la investigación policial después de que una joven de 19 años que participaba en un concurso televisivo de canción resultara herida en la cabeza por disparos contra su casa en la provincia de Diyarbakır.

Inicialmente la policía había detenido a un sospechoso el lunes, mientras que los otros tres fueron arrestados el martes incluyendo entre ellas al que al parecer sería el novio de la joven, de nombre Mutlu Kaya y que se encuentra actualmente ingresada en el hospital en estado crítico luchando por su vida, según informaron fuentes hospitalarias. Una quinta persona detenida el martes fue finalmente puesta en libertad.

El suceso tenía lugar en torno a las 3:30 de la madrugada del lunes, cuando los presuntos atacantes realizaron varios disparos desde el exterior de la vivienda que atravesaron el patio y las ventanas de la casa, hiriendo a Kaya. La joven, trabajadora en la cafetería de un colegio local, había participado recientemente en un programa de televisión de la cadena Fox en Turquía dedicado a la búsqueda de talentos de la música, despertando la admiración del jurado y el patrocinio de la famosa artista turca Sibel Can.

“Cuando oí por primera vez a Mutlu cantar, dije ‘¡Eso es!’. Cuidaré de ella y le daré todo el apoyo que pueda”, dijo Can citada por la prensa turca expresando su admiración por Kaya, quien provenía de una familia humilde y no había podido ir a la universidad.

Por ahora se desconocen los motivos exactos del ataque, pese a que algunos medios han hablado de que estarían relacionados con posibles celos de su novio por su participación en el concurso. Algunos diarios turcos informaron que Kaya podría haber estado recibiendo en los últimos meses amenazas de muerte por parte de sus parientes por su decisión de aparecer en televisión.

Sin embargo en declaraciones a la agencia Anatolia realizadas el martes, el propio padre de la joven, Mehmet Kaya, negó rotundamente que se tratase de un “crimen de honor”, una costumbre entre muchas familias kurdas del sureste de Anatolia. “No conozco a quienes han cometido el crimen, pero la misma gente había venido a mi casa (anteriormente) con armas en dos ocasiones, y había hecho amenazas”, dijo el padre de la víctima.