ASSAD SE REÚNE CON ERDOGAN EN LA TURÍSTICA CIUDAD DE BODRUM

El presidente sirio, Bachar Al Asad, llegó hoy a Turquía en un viaje de vacaciones que aprovechó para hablar con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, sobre temas de seguridad regional.

Según informó la cadena NTV, Bachar Al Asad y la primera dama siria, Asma Asad, aterrizaron hoy en la turística ciudad de Bodrum, en la costa suroeste de Turquía, donde fueron recibidos por el jefe del Gobierno turco y su mujer, Emine Erdogan.

Aunque según el programa oficial y la información de la agencia de noticias estatal Anadolu, Asad y Erdogan sólo hablaron sobre el potencial turístico de la zona, el diario \»Hürriyet\» afirmó que el principal tema entre ambos líderes fueron las negociaciones de paz entre Israel y Siria patrocinadas por Ankara.

Según señaló Anadolu, la última ronda de conversaciones entre los enviados de Damasco y Tel Aviv concluyó sin un acuerdo para establecer un proceso de negociación \»cara a cara\» entre los líderes de los dos países, prácticamente en estado de guerra desde 1967.

El principal objetivo de estas negociaciones es que Israel devuelva a Siria los Altos del Golán (ocupados militarmente desde la Guerra de los Seis Días) y a cambio de una promesa de paz por parte de Damasco.

La quinta ronda de conversaciones entre los dos estados enfrentados auspiciadas por Turquía tendrá lugar a mediados de este mes, y la sexta, probablemente, en septiembre.

Otro tema vigente en las relaciones bilaterales turco-sirias es el contencioso que mantienen la Unión Europea (UE) y Estados Unidos con Irán, a causa de la voluntad de Teherán de enriquecer uranio con fines nucleares.

El pasado domingo concluyó una visita de Bachar Al Asad a Irán, donde se entrevistó con sus dirigentes, y el próximo día 14 el presidente de la República Islámica, Mahmud Ahmadineyad, se entrevistará en Estambul con su homólogo turco, Abdullah Gül.

Turquía intenta mediar actualmente entre Washington y Teherán para evitar un conflicto en la región de Oriente Medio y el jefe de la diplomacia turca, Ali Babacan, ha viajado recientemente a EEUU e Irán para trabajar en ese sentido.