Argelia rehúsa sumarse a la campaña de bombardeos contra el Estado Islámico

El país magrebí habría alegado razones legales y de logística para sumarse a los ataques contra el IS, al que algunos grupos islamistas argelinos declararon recientemente su fidelidad.

El gobierno argelino habría rechazado la petición formulada por países como Estados Unidos o Francia para unirse a la campaña de bombardeos de la coalición internacional liderada por Washington para combatir al autoproclamado Estado Islámico (IS) en Irak y Siria, según informaron el lunes fuentes diplomáticas del país magrebí citadas por agencias.

La petición, que incluiría el envío de dos escuadrones de aviones de combate, habría sido rechazada alegando problemas “logísticos y técnicos” dado que los cazas empleados en la campaña de bombardeos son de fabricación occidental, mientras que la fuerza aérea argelina se compone principalmente de aparatos de fabricación rusa lo que haría “logísticamente imposible” su participación, según informó el lunes la agencia de noticias Anatolia citando fuentes diplomáticas de Argelia.

Además –señaló el funcionario argelino bajo condición de anonimato- otra dificultad añadida sería que “los pilotos de las Fuerzas Aéreas de Argelia no están acostumbrados a llevar  a cabo ataques aéreos en la región” donde opera el Estado Islámico, lo que podría poner en riesgo su capacidad operativa. Otros problemas añadidos serían de índole legal, ya que la constitución argelina prohíbe a sus fuerzas armadas participar en acciones fuera de su territorio o bajo órdenes de una autoridad extranjera”, añadió.

Las fuerzas aéreas argelinas están compuestas por unos 112 cazas de combate todos ellos de fabricación rusa, incluyendo algunos Mig-25 y Mig-29 y los más modernos SU-24 y SU-30; igualmente sus helicópteros son mayoritariamente de fabricación rusa, principalmente Mi-2 y Mi-8, y una treintena de Mi-24.

El país sufre además desde hace muchos años en sus propias carnes el problema del terrorismo extremista a través de militantes vinculados a Al-Qaeda del Magreb Islámico, que periódicamente llevan a cabo atentados y secuestros; especialmente activos en las provincias orientales, algunas de estas facciones proclamaban hace unos meses su lealtad al Estado Islámico. Sólo en 2013 y según cifras oficiales, más de 220 insurgentes islamistas fueron abatidos en todo el país por las fuerzas de seguridad argelinas.