Alerta por inundaciones y fuertes tormentas en Estambul

Las fuertes lluvias acompañadas de aparato eléctrico y tormentas en forma de granizo, con la aparición incluso de una manga marina, han sembrado el caos en la ciudad.

La Dirección General de Meteorología de Turquía ha emitido una alerta para todos los residentes de Estambul por posibles inundaciones, después de que fuertes lluvias acompañadas de tormentas súbitas de granizo que se iniciaron en torno a las 11:00 de la mañana hora local (10:00 CET) sembraran el caos en esta metrópolis de 16 millones de habitantes.

Muchas calles y carreteras en varias zonas de la ciudad quedaron sumergidas por el agua, especialmente en los distritos de Silivri, Büyükçekmece, Çatalca y Arnavutköy, a las fueras de Estambul, así como varias áreas en el lado asiático de la ciudad hacia las 12:30 del mediodía. En Arnavutköy se llegó a avistar incluso una manga marina que sembró el pánico entre muchos residentes del distrito; además varios distritos sufrieron la caída de fuertes precipitaciones de granizo del tamaño de nueces, causando numerosos daños.

En el distrito de Topkapı, dos coches y un minibús quedaron sumergidos por las inundaciones, teniendo que ser rescatados sus ocupantes; a su vez en Arnavutköy, una de las zonas más afectadas de la ciudad, un mercado resultó completamente inundado. Las precipitaciones causaron también numerosos problemas de tráfico e incluso la interrupción de los servicios de tranvía en el lado asiático de Estambul.

Las autoridades han advertido a los ciudadanos que las precipitaciones podrían continuar todo el día alertando sobre inundaciones y la caída de rayos; además, podrían producirse de nuevo precipitaciones en forma de granizo a partir de la medianoche. Los meteorólogos ha alertado además a los residentes próximos al Estrecho del Bósforo de que deben aparcar sus vehículos en zonas seguras ante la posibilidad de que se produzcan más tornados y tormentas de granizo.

Las advertencias emitidas para Estambul por los meteorólogos se ha extendido también a otras ciudades de Turquía, incluyendo la capital, Ankara, donde el gobernador de la provincia emitió este martes una alerta por la llegada de inundaciones y fuertes tormentas.