AGÓNICA VICTORIA DE TURQUÍA

El conjunto turco logró una importantísima victoria que hace a Turquía soñar con clasificarse para los cuartos de final. De esta forma, Suiza, uno de los países anfitriones, es la primera selección en ser eliminada al caer derrotada por dos goles a uno en el St Jakob-Park de Basilea.

La selección turca comenzó con energía el encuentro dominándolo durante los primeros minutos. Tanto Suiza como Turquía empezaron jugando a un gran nivel, el partido prometía. Sin embargo, al cuarto de hora de juego comenzó a diluviar en el St. Jakob-Park de Basilea. Lo que parecía que iba ser un partido con gran intensidad y emoción se vio truncado por la lluvia que inundó e hizo prácticamente imposible el juego. Esto mermó las cualidades técnicas de habilidosos jugadores turcos como Arda Turan y Gökdeniz Karadeniz y ralentizó en demasía la práctica de fútbol. Aún así Turquía llevó peligro con un lanzamiento de falta de Nihat Kahveci que despejó el portero helvético y dio a Arda Turan y el balón acabó golpeando en el poste izquierdo de la portería suiza. Antes de esa jugada Volkan Demirel hizo dos buenas intervenciones para mantener su portería a cero. No obstante, los helvéticos se adelantaron en el minuto 31 gracias a un gol del suizo de origen turco Hakan Yakın, quien no celebró el gol en señal de respeto. Este mismo jugador falló a puerta vacía dos minutos más tarde. Turquía dio un bajón entonces y Suiza comenzó a dominar el encuentro, jugando mejor en el encharcado terreno de juego.

Fatih Terim decidió sustituir en el descanso a Gökdeniz Karadeniz y a Tümer Metin, quien jugaba por el lesionado Emre, y metió a Mehmet Topal y a Semih Şentürk, a la espera de los goles de éste último. Afortunadamente las nubes desparecieron y con ellas la lluvia y el drenaje del campo hizo bien su trabajo, nada que ver con las condiciones de la primera mitad. Turquía salió a por todas al igual que en el comienzo de la primera parte pero al rato Suiza se hizo tímidamente con el mando del partido. Turquía lo intentaba para no llegaba a concretar. Parecía más cerca el segundo gol de los suizos que el empate de los turcos. Pero un centro desde la izquierda de Nihat lo cabeceó Semih para alegría de los turcos. Sin embargo, tras el empate turco los suizos se volvieron a hacer con el dominio del partido, aunque los pupilos de Terim también se internaban en terreno helvético gracias a jugadas por la banda de Tuncay Şanlı, una de ellas a punto estuvo de rematar a gol Nihat. En el minuto 83, tras un corner botado por el jugador de Villarreal, Suiza tuvo una clarísima oportunidad al contraatacar con cuatro jugadores frente a un defensor turco, Server Çetin, pero malograron la ocasión tras una buena intervención de Volkan. El empate parecía inamovible y sólo prolongaría la agonía de estas dos selecciones una jornada más al tener ya muy difícil su paso a cuartos. Pero apareció Arda Turan en un contraataque de Turquía en el minuto 92, se perfiló en la frontal y disparó. Fortuitamente el tiró tocó en un defensor suizo desviando ligeramente su trayectoria, y el balón se coló en la portería. Todo el banquillo y los jugadores se agolparon en el terreno de juego celebrando un gol que bien podía llegar a valer unos cuartos. Apenas hubo tiempo para más y el árbitro pitó el final.

Con esta victoria Turquía tendrá la oportunidad de pasar a cuartos siempre y cuando ganen a la República Checa el domingo. Por su parte Suiza no tiene nada que hacer y su partido ante Portugal, que ganó hoy por 3-1 a Chequia, será poco más que un trámite. Agónica y heroica victoria de Turquía que tal vez pueda ser el punto de inflexión de esta selección en la Euro 2008.