Una explosión en su coche hiere al ex primer ministro griego Lukas Papademos

Antiguo gobernador del Banco Central de Grecia, Papademos fue trasladado de urgencia a un hospital donde fue operado. Se sospecha que detrás del atentado podría estar un grupo anarquista.

El ex primer ministro griego Lukas Papademos resultó herido el jueves a causa de una explosión provocada por una carta bomba que abrió mientras se encontraba en el interior de su coche en la capital griega, Atenas.

Según informó la agencia estatal de noticias ANA, dos de sus guardas resultaron también  heridos leves en la explosión, mientras que Papademos fue trasladado de urgencia a un hospital de Atenas donde fue sometido a cirugía por varias heridas en las piernas y el abdomen. El hecho de que Papademos viajase en un vehículo blindado pudo agravar los efectos de la explosión, al impedir que la mayor parte de la onda expansiva escapase al exterior.

La televisión estatal griega informó por su parte que presentaba también problemas respiratorios, si bien añadió que su vida no corría peligro. “Estamos en shock”, declaró a la cadena el ministro de Telecomunicaciones y Medios de Grecia, Nikos Pappas, quien condenó inmediatamente el atentado.

Nacido en Atenas hace 69 años, Papademos fue entre 1994 y 2002 gobernador del Banco de Grecia y de noviembre de 2011 a mayo de 2012 encabezó como primer ministro un gobierno interino encargado de negociar la deuda griega con sus acreedores internacionales, incluyendo sus socios de la Unión Europea, sustituyendo al dimitido George Papandreu.

Durante su breve mandato, Papademos impulsó numerosas medidas de austeridad muy impopulares exigidas por el FMI y el Banco Central Europeo, del que fue además vicepresidente entre 2002 y 2010. Dichas medidas, aprobadas en el parlamento, desataron multitudinarias protestas en las calles a pesar de que Papademos las defendió como necesarias para evitar la quiebra del país.

Aunque no hubo ninguna reivindicación inmediata por el atentado del jueves contra Papademos, se sospecha del grupo anarquista Conspiración de las Células de Fuego (Synomosía Pyrínon Tis Fotiás, o SPF), que en marzo ya envió otra carta bomba que provocó heridas a un empleado del FMI en París, y que ese mismo mes intentó enviar otro paquete bomba al ministro de finanzas alemán Wolfgang Schäuble.

El grupo anarquista, que a menudo consigna como remitentes de sus paquetes bomba nombres de políticos griegos famosos para hacer más probable que sus cartas sean abiertas por los destinatarios, estuvo también detrás de una serie de cartas bombas enviadas a embajadas extranjeras en Grecia en 2010.