Un terremoto de 7,2 grados provoca el pánico en Asia Central

En los últimos meses la región se ha visto afectada por varios terremotos, incluyendo el que dejó miles de edificios destruidos y cerca de 400 muertos en Pakistán y Afganistán a finales de octubre.

Un terremoto de 7,2 grados de magnitud en la escala Richter y con epicentro en Tayikistán sacudió el lunes toda Asia Central, sintiéndose en varios países de la región incluyendo Pakistán, Afganistán y la India, aunque sin provocar daños de gravedad, de acuerdo a las primeras informaciones.

La agencia sismológica de Pakistán informó que las sacudidas pudieron sentirse en la capital del país, Islamabad, así como en Peshawar, Gilgit, Chitral, Swat, Shangla y otros distritos del norte del país fronterizos con China y Afganistán. En la capital hindú, Nueva Delhi, los temblores también hicieron tambalearse los edificios aunque sin consecuencias graves ni víctimas, si bien varias cadenas de televisión mostraron escenas de pánico de la población local, con gente huyendo de los edificios hacia espacios abiertos.

De acuerdo a los datos proporcionados por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) el seísmo se desató a las 8:50 de la mañana (Hora Central Europea, o CET) y su epicentro se localizó a unos 105 kilómetros al oeste de Murghob –al este de Tayikistán- y a 26 kilómetros de profundidad.

La zona se ubica en torno al Lago Sarez y es una región muy montañosa y mayormente deshabitada, situada en pleno corazón del Parque Nacional de Badakhshan. La sacudida principal fue seguida de varias réplicas de entre 4,6 y 5,4 grados en la misma región, también sin causar víctimas.

 

Esta región ha sido escenario en los últimos meses de varios terremotos de notable intensidad; un seísmo de magnitud 6,2 sacudió el pasado 22 de noviembre la misma zona afectando a toda Asia Central, y el pasado 26 de octubre otro terremoto de al menos 7,5 grados destruyó miles de edificios y dejó cerca de 400 muertos en Pakistán y Afganistán.