Turquía quiere concienciar a los conductores sobre los peatones

1 de cada 4 víctimas de accidentes de tráfico en Turquía son peatones atropellados: cifras que el gobierno quiere cambiar con multas a los conductores que no respeten los pasos de cebra.

El Ministerio del Interior de Turquía ha puesto en marcha una campaña de concienciación pública por todo el país con la que intenta concienciar a los conductores sobre la necesidad de velar por la seguridad de los peatones: todo un reto en un país donde resulta habitual que los vehículos ignoren por completo los pasos de cebra.

“El Estado hará lo que sea necesario para evitar los accidentes de tráfico”, declaró el miércoles desde Ankara el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, durante un acto celebrado en la capital turca bajo el lema “La vida va primero, los peatones van primero”, subrayando que las medidas del gobierno para frenar las muertes por tráfico no pueden limitarse a imponer multas.

Por su parte el Ministro de Cultura y Turismo Mehmet Nuri Ersoy, que participó en el mismo acto en la capital turca, destacó la importancia de cuidar el tráfico para mejorar los estándares de vida en Turquía y, por extensión, la satisfacción de los turistas que visitan el país.

“No podemos esperar que turistas de calidad visiten Turquía a menos que nos convirtamos en una sociedad de calidad”, dijo el ministro durante el evento, que incluyó una marcha por las calles de la capital y que se repitió con actos similares por todo el país.

Según datos del propio ministerio, se calcula que de las 7.427 personas que fallecieron en accidentes de tráfico durante el año 2017, 1.681 eran peatones que fallecieron en su mayoría por atropellos.

Unas cifras dramáticas que ahora el gobierno pretender cambiar con las nuevas leyes aprobadas el pasado octubre, que dan prioridad a los peatones y establecen multas para aquellos conductores que no se detengan en los pasos de cebra.